Busca Borge inmortalizar su nombre en obelisco de Chetumal

CANCÚN, Q. Roo (apro).- A 17 meses de que concluya su administración, el gobernador Roberto Borge busca pasar a la historia con la inscripción de su nombre en uno de los monumentos más importantes de la entidad: el obelisco de la explanada de la bandera de Chetumal, el zócalo de la capital del estado.

Y además, su nombre quedó junto al de los héroes de la Independencia de México y de la guerra de castas de la Península de Yucatán.

El propio Borge Ángulo se encargó esta noche de develar la inscripción de su nombre, así como el de todos sus antecesores, en el obelisco de la explanada de la bandera, como parte de la remodelación de este monumento de Chetumal.

Sin embargo, de sus antecesores sólo fue acompañado por su tío Miguel Borge Martín, quien gobernó de 1987 a 1993, y Jesús Martínez Ross, quien fue el primer mandatario electo del estado, en 1975.

Borge Angulo afirmó que determinó restaurar el monumento a la Bandera y el obelisco pues estaban muy deteriorados.

“Hace unos meses, en un recorrido en esta explanada, vimos que estaba muy deteriorado y pedí un proyecto para restaurar el monumento a la Bandera y este obelisco”, dijo.

El mandatario estatal, que es señalado de perseguir disidentes mayas, agregó:

“También instruí para que se anexaran los nombres de nuestros caudillos Cecilio Chí y Jacinto Pat, quienes representaron la lucha de los mayas en la guerra de castas y han impulsado numerosos anhelos del pueblo de Quintana Roo”.

En el obelisco también aparecen los nombres de Miguel Hidalgo, José María Morelos y Andrés Quintana Roo, entre otros héroes de la Independencia de México.

También están los nombres de todos los gobernadores: Jesús Martínez Ross, Pedro Joaquín Coldwell, Miguel Borge Martín, Mario Ernesto Villanueva Madrid, Joaquín Ernesto Hendricks Díaz, Félix González Canto y Roberto Borge.

De igual forma fueron inscritos los nombres del Comité Pro Territorio, que pugnaron para que Quintana Roo regrese a esa condición tras ser dividido y repartido entre Yucatán y Campeche, durante el “maximato”.

El monumento fue inaugurado el 24 de febrero de 1943 por el gobernador del entonces territorio federal de Quintana Roo, Gabriel R. Guevara y Chetumal, con el nombre de Payo Obispo, fue fundado en el 5 de mayo de 1898, para bloquear la venta de armas de los ingleses a los mayas rebeldes, en la etapa final de la Guerra de Castas.

Comentarios