Anticipan movilización histórica en Pasco por homicidio de mexicano

MÉXICO, DF, (apro).- Las autoridades de la ciudad de Pasco, en el estado de Washington, llamaron a la calma ante la anunciada “mayor marcha de la historia” de esta ciudad, que se llevará a cabo este sábado en repudio a la violencia policíaca, después del asesinato del ciudadano mexicano Antonio Zambrano Montes por parte de tres policías el pasado martes.

“No quiero que la situación derive en otro Ferguson”, planteó ayer el juez de instrucción del Condado de Franklin, Dan Blasdel, en referencia a las protestas que estallaron en esta ciudad del Missouri en agosto pasado, después del asesinato del ciudadano negro de 18 años, Michael Brown, por parte de la policía.

Según los resultados del examen forense que se llevará a cabo hoy y de las conclusiones preliminares de la Unidad Espacial de Investigación de la ciudad, Blasdel anunció que decidirá en los próximos días si inicia una investigación de instrucción, una figura pocas veces utilizada, según la prensa local.

En este caso, un jurado de seis civiles “originarios de la comunidad” determinará si los policías actuaron de manera justificada o no en matar al nativo de Michoacán, quién trabajada como obrero agrícola. Lo anterior, abundó Blasdel, apaciguará la situación, ya que “no serán los policías que se investigarán a sí mismos”, enfatizó.

El pasado martes, a aproximadamente las 5 de la tarde, el hombre, “sin domicilio” y recién salido de la cárcel –según la prensa–, arrojaba piedras sobre los vehículos que transitaban por un cruce importante de la ciudad, por lo que un equipo de tres policías se trasladaron hacia el lugar.

Un conductor grabó la escena del asesinato y subió el video en Internet. En el video se puede ver que, después de tirar una piedra sobre la patrulla estacionada, Zambrano se aleja corriendo de los tres uniformados, quiénes lo alcanzan casi enseguida. En el momento del asesinato, se nota que el hombre levanta las manos.

La difusión del video desató pequeñas protestas de ciudadanos latinos en frente del palacio municipal, las cuales agarraron más fuerza éste viernes, a tal punto que el consulado de México en Seattle exigió ayer a las autoridades de la ciudad de llevar a cabo una “investigación exhaustiva” para esclarecer la muerte de su connacional.

La propia Cancillería condenó la muerte de Zambrano Montes y “los sucesos en los cuales la fuerza letal es utilizada de modo desproporcionado, aún más cuando resultan en la pérdida de civiles”, en un boletín que difundió ayer.

El presidente del Consejo Latino de la ciudad de Pasco, Félix Vargas, aseveró ayer que se encontraba “muy perturbado” porque “no existe ninguna razón que justifique un solo disparo”, y añadió: “no entendemos por qué los oficiales hicieron lo que hicieron”.

Según el Tri-City Herald, los familiares Zambrano Montes pidieron a las autoridades de inculpar a los policías por el tiroteo, ya que su cercano se encontraba desarmado en el momento de caer muerto.

Dos de los oficiales afirmaron que Zambrano alcanzó pegarles con piedras, aunque “el departamento de policía se negó en describir la gravedad de las heridas”, reportó el Seattle Times.

El mismo periódico recordó que la policía de Pasco, una ciudad de 68 mil habitantes –la mitad de ellos latinos—ubicada a 300 kilómetros de Seattle, asesinó a cinco personas desde el pasado 27 de junio.

En cada uno de estos casos, la responsabilidad de la policía fue descartada, ya que los hombres estaban armados y habían disparado contra los uniformados.

El Tri-City Herald añadió que uno de los policías quién disparó sobre el michoacano, Ryan Flanagan, ya fue acusado en 2009 por uso excesivo de la fuerza y racismo en la detención injustificada de una mujer latina de 30 años.

A raíz de esta acusación la ciudad pagó 100 mil dólares a la denunciante, la cual declaró que al ver el video del asesinato se sintió “horrorizada”, pero precisó que “cuando escuché que Flanagan estaba involucrado, no me sorprendí”.

Condena en Michoacán

En Michoacán, el gobierno estatal condenó el asesinato de Antonio Zambrano, quien era oriundo de la comunidad de La Parotita, municipio de Aquila.

La víctima contaba con 35 años de edad, laboraba como jornalero agrícola, y radicaba en Pasco desde hace poco más de 10 años, aunque no hablaba inglés.

Las autoridades estatales exhortaron a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) para que, en el ámbito de sus facultades y atribuciones, otorgue asesoría y asistencia a los familiares del migrante michoacano acaecido, a fin de que se entablen las acciones y medidas legales necesarias en contra del o de los responsables de este crimen ante las instancias judiciales competentes.

El Gobierno del Estado, a través de la Secretaría del Migrante, estableció contacto con el Cónsul Adjunto en Seattle, Washington, José Edmundo Ramírez Martínez, quien ha informado acerca de cómo la Cancillería, por medio de su red consular, ha tomado el asunto para lo relativo a la asistencia legal y de protección. Asimismo, se informó que el caso será llevado por la Cónsul de Protección, Silvia Cabrera Lara, y están ya en contacto permanente con los familiares de la víctima.

La Secretaría del Migrante ha hecho uso de sus conductos institucionales para entablar comunicación con la señora Agapita Montes Rivera, madre del migrante michoacano asesinado, a quien se le hizo saber por parte del gobierno estatal su firme apoyo para dar seguimiento al desarrollo y apoyo del caso, y reiterarle la vinculación con las dependencias federales para el esclarecimiento del mismo.

Finalmente, las autoridades consulares confirmaron al gobierno estatal que se espera una reacción de apoyo por parte de las diversas organizaciones civiles en pro de la defensa de migrantes y derechos humanos en contra de este artero asesinato de un connacional.

Comentarios

Load More