Gas Express Nieto se dice “pendiente del estado de salud de afectados”

MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que los peritajes de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) concluyeran que la pipa de la empresa de Gas Express Nieto que explotó en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa estaba en malas condiciones, la gasera informó que revisa “exhaustivamente” las recomendaciones para prestar a sus clientes un servicio con calidad.

El lunes pasado, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, informó que la dependencia a su cargo ya abrió un procedimiento administrativo para revocar el permiso de distribución en contra de la gasera, tras la explosión que dejó cinco muertos y 68 heridos el pasado 29 de enero.

En un comunicado, Gas Express Nieto insistió hoy en que opera “en estricto apego a la normatividad vigente” y reiteró su compromiso de colaborar con las autoridades para el esclarecimiento de los hechos.

“Gas Express Nieto continuará cumpliendo con sus obligaciones y atendiendo a las personas afectadas”, afirmó.

La gasera afirmó que en todo momento su prioridad ha sido “reparar el daño y atender las necesidades de los afectados en lo médico, social y psicológico, por el muy lamentable accidente ocurrido en el Hospital Materno Infantil en Cuajimalpa, el pasado 29 de enero del año en curso”.

Asimismo, reiteró su solidaridad con las familias afectadas, con las que –dijo— están en contacto permanente “pendientes del estado de salud de sus familiares”.

El lunes pasado la Secretaría de Energía abrió un procedimiento administrativo para sancionar a Gas Express Nieto con el propósito de revocarle el permiso de distribución Gas LP en su planta de Tláhuac, luego de confirmarse su responsabilidad en la tragedia del pasado 29 de enero en el hospital de Cuajimalpa.

Según la investigación que hizo la Secretaría de Energía la compañía gasera violó la Ley de Hidrocarburos.

Además, la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos encontró irregularidades que implican una multa de entre 75 mil pesos y 300 mil veces el salario mínimo y que, por la gravedad del daño y reincidencias, deben duplicarse hasta alcanzar un monto de 42 millones 60 mil pesos.

El resultado del peritaje y la sanción a la empresa se dieron a conocer una semana después de que el Gobierno del Distrito Federal interpuso el 10 de febrero una demanda civil en el Tribunal Superior de Justicia local, en contra de la empresa Gas Express Nieto por los daños ocasionados al Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, el mercado público El Contadero, así como el equipamiento urbano afectado alrededor de las instalaciones sanitarias.

Comentarios

Load More