“Con pasión”, de Gerardo Reynoso

Con pasión es el título del nuevo disco compacto (CD) del joven tenor mexicano Gerardo Reynoso (D.F. 1979) donde lo acompañan los pianistas Héctor Cruz y Raúl García Velázquez, y se trata de un pequeño festín de canciones mexicanas, bien cantadas y bien acompañadas, de María Grever (1885-1951), Manuel M. Ponce (1882-1948), Miguel Lerdo de Tejada (1869-1941), Tata Nacho (1894-1968), Alfonso Esparza Oteo (1894-1950) y Jorge del Moral (1900-1941).

Estas canciones, que están entre lo clásico y lo popular, presentan un reto interpretativo para los cantantes ya que no son del todo música clásica; no basta cantarlas académicamente bien, hace falta un dejo popular tanto en el acompañamiento como en el canto, y tanto Gerardo Reynoso como los maestros pianistas que lo acompañan resolvieron el asunto de maravilla.

Por otra parte, existe la costumbre de tomar la partitura para piano de estas canciones como una base sobre la cual el pianista ha de añadir su propio toque; lo cual es un arma de dos filos pues no falta quien exagere, lo cual es gravísimo en canciones folclóricas, como la música ranchera donde cualquier desviación de la sencillez original resulta deplorable. Con las orquestaciones pasa lo mismo.

Sus pininos de tenor los hice como Canio de la ópera Payasos de Leoncavallo en el Taller Operístico Enrique Jaso del Conservatorio Nacional de Música, “yo todavía era estudiante”, informa Reynoso para Proceso, y añade:

“No estaba todavía preparado para ese papel, tal vez en el futuro lo aborde… no hay que decir nunca jamás.”

Al Canio estudiantil siguió Cavaradosi de la Tosca de Puccini en Honduras, y Alfredo en La Traviata de Verdi en Querétaro. Su repertorio abarca además los protagónicos de Madama Butterfly de Puccini, Rigoletto de Verdi, La vida breve de Manuel de Falla, La mulata de Córdoba de José Pablo Moncayo, Don Gil de Alcalá de Manuel Penella, pero también música de vanguardia como La partita a Pugni de Vieri Tosatti o El juego de los insectos de Federico Ibarra o El regreso de Orestes de Roberto Bañuelas. En 2009, Gerardo Reynoso ganó el primer lugar en el concurso Carlo Morelli y ha sido finalista del Concurso Nicolás Urcelay y de Operalia, 2010.

En este CD podemos apreciar canciones como “El faisán” de Lerdo de Tejada, músico considerado el primer compositor popular de México, del que actualmente casi nada más se interpreta “Perjura”. “El faisán” es una deliciosa canción que ya había sido grabada en los años sesentas por Hugo Avendaño.

Un puñado de canciones de María Grever, entre las que no podían faltar “Júrame”, “Cuando vuelva a tu lado”, “Te quiero dijiste” (conocida como “Muñequita linda”), “Despedida” y “Alma Mía”.

Es un gozo escuchar este CD y se antoja un segundo volumen, ya que se quedan fuera muchos compositores y canciones que son indispensables dentro del recuento mínimo de lo mejor del arte lírico nacional.

Para Reynoso la realidad operística nacional “es un ambiente lleno de claroscuros. Mira: al interior de la República se está haciendo ópera como no se hacía hace mucho, pero el INBA cada vez hace menos y de menor calidad”.  

Comentarios