Raquel Tibol en la radio

Hace 32 años que Raquel Tibol fue festejada en Bellas Artes por sus 30 años como crítica. En la sala Adamo Boari se habló de su trayectoria en revistas, periódicos, radio. También de los libros que en ese tiempo sumaban ya extenso catálogo.

Su primera incursión en la radio se produjo en Chile, la más larga en la radio mexicana fue para la emisora de la Universidad Nacional Autónoma de México. Participé en aquel homenaje sintiendo el peso, la responsabilidad de hablar de quien ya era un coloso de la crítica.  Redacté un texto sobre su trabajo radiofónico que quise informativo, me propuse eliminar toda valoración. Una parte del mismo se publicó después en Proceso. Reproduzco aquí unas líneas:

“En 1956 Radio UNAM transmitía dentro del programa Índice de críticos una sección de artes plásticas. Esta le fue encomendada a Raquel Tibol. Pedro Rojas era el director de Radio Universidad. Ininterrumpidamente por seis años Raquel Tibol continuó su tarea. En 1962 David Alfaro Siqueiros estaba preso. En su celda sintonizaba siempre el programa de Radio UNAM sobre artes plásticas. Enterada la autora de ello, decidió mencionar cada vez el nombre del pintor como muestra de solidaridad. A Jaime García Terrés, entonces director de Difusión Cultural, dependencia a la cual estaba adscrita la radiodifusora, no le gustó el detalle. Raquel Tibol hubo de dejar su espacio radiofónico.

“Pasaron 14 años antes de que lo retomara. En 1976, Fernando Curiel al frente de la estación, el programa La semana cultural contó con los comentarios de artes plásticas de Raquel Tibol. Más tarde lo dejó para iniciar la serie Museos en el aire. Hay en las 176 emisiones del mismo un compendio de datos que las convierten en material de consulta obligada. Destaca la variedad de temas y el seguimiento minucioso de la producción plástica.

“Museos en el aire era totalmente producido por Raquel Tibol. Escribía el guión: compendio de una amplia investigación sobre el tema tratado. Se encargaba de la locución. Su voz de agradable timbre, bien modulada y sonora le daba ritmo al texto que se benefició de la entonación justa y de los énfasis precisos. Seleccionaba la música, ponía sus discos para los puentes musicales. El programa era muy sencillo en su formato: duración de 15 minutos, incluyendo tres o cuatro pausas musicales; el resto es la lectura de una sola voz.”

Años después de haber dejado de escribir la columna semanal en la revista Proceso, de la cual fue fundadora, regresó a colaborar en una emisora cultural. En agosto del 2010 Raquel Tibol creó 40 cápsulas sobre crítica de arte. El Instituto Mexicano de la Radio fue anfitrión. Los programas se difundieron en cinco de las 18 emisoras del Imer. Hablemos de arte, se tituló la serie, cada una de seis minutos, en las cuales Raquel Tibol hacía el recuento de la plástica del México contemporáneo, usaba anécdotas, pasajes y crónicas que ella misma había publicado en la revista Proceso o en sus libros.

En la radio conjuntó conocimientos y estilo, así promovió el arte mexicano, a sus creadores y al ejercicio de la crítica independiente.

Comentarios