Desintegran policía de Medellín tras muerte de Moisés Sánchez

XALAPA, Ver. (apro).- Dos meses después del “levantón” y posterior asesinato del reportero de “La Unión”, Moisés Sánchez Cerezo, en Medellín de Bravo, el gobierno de Javier Duarte decidió que sea el “mando único”, integrado por policías estatales acreditables y por fuerzas federales quienes se hagan cargo de la seguridad en este municipio de más de 27 mil habitantes.

Mientras tanto, el ayuntamiento de Medellín y su alcaldesa interina Betzabé Solís decidieron liquidar a 27 elementos –80% de la corporación– de la hoy extinta policía municipal, cuya comandancia quedó en manos del mando único.

Duarte de Ochoa y el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, dieron posesión al capitán Alberto Hernández, quien quedará como responsable de los elementos adscritos al municipio donde fue asesinado el onceavo periodista en lo que va de la actual administración priista.

La edil panista reconoció que la policía municipal era insuficiente para atender los crecientes niveles

de delincuencia común y organizada.

Actualmente, el alcalde del PAN, Omar Reyes Cruz, enfrenta un proceso de desafuero ante el Congreso para que sea juzgado por el homicidio intelectual del reportero medillense, trámite legislativo que podría concluir el próximo martes.

Además, tres policías municipales tienen dictado el auto de formal prisión por su presunta participación para facilitar que un comando “levantara” y posteriormente asesinara a Sánchez Cerezo.

El escolta del alcalde también está preso por presuntamente ordenar el homicidio.

El acto formal para que entrara en funciones el mando único se llevó a cabo en la plaza central de Medellín, el mismo lugar donde familiares, amigos y colegas de Moisés Sánchez exigieron en diversas protestas y manifestaciones su aparición con vida.

En su discurso, Duarte de Ochoa enfatizó que la seguridad pública es “deber” y “obligación primordial” del Estado: “En ella nos hemos abocado en los últimos años para fortalecerla con instituciones preparadas, instituciones capacitadas y bien equipadas”.

También dijo que así como hoy se apoyó a Medellín, otros municipios de Veracruz que se sientan acosados por la delincuencia del fuero común o federal pueden solicitar “el apoyo” e “incorporación” al mando único.

En entrevista expuso que en los 51 meses que lleva de gobierno 60 de 212 municipios se han sumado al mando único; ello, gracias a que en cuatro años de su administración han sido capacitadas 12 generaciones de policías.

Comentarios