Desaira audiencia alcalde implicado en asesinato del periodista Moisés Sánchez

XALAPA, Ver. (apro).- El panista Omar Cruz Reyes, alcalde con licencia de Medellín, no se presentó a la audiencia de pruebas y alegatos por el juicio político de procedencia que se le sigue en el Congreso local, luego de que la Fiscalía General del Estado (FGE) lo incriminara por ser artífice intelectual del homicidio del reportero de “La Unión”, Moisés Sánchez Cerezo, “levantado” por un comando el 2 de enero y asesinado el mismo día.

En su lugar, el edil envió a sus apoderados legales, el exdiputado federal panista Sergio Vaca Betancourt y al abogado penalista Sergio Vaca Archer, quienes insistieron en la inocencia de Omar Cruz y en la participación de la delincuencia organizada en el homicidio de Moisés Sánchez.

Durante 90 minutos y a puerta cerrada, la Comisión Instructora, el fiscal general Luis Ángel Bravo; el director jurídico de la FGE, Ariel Robinson, y la defensa del edil, integrada por Sergio Vaca y su hijo, desahogaron “pruebas confrontadas” en el móvil del homicidio del onceavo periodista en lo que va de la administración del priista Javier Duarte.

Sergio Vaca insistió en que las pruebas que presenta la Fiscalía siguen siendo de “oídas” y carecen de sustento jurídico y reviró que el próximo lunes 30 Martín López Meneses (subdirector de la Policía Municipal y escolta del edil de Medellín) tendrá una audiencia relativa a su juicio y ahí se podría “caer” la tesis de la FGE.

Vaca agregó que hace unos días, la PGR tomó cartas en el asunto y acudió a tomar declaraciones de los ahora incriminados: un asesino confeso, el expolicía intermunicipal Clemente Noé Rodríguez, el subdirector de la Policía Punicipal, Martín López y dos motopatrulleros de la extinta corporación.

En entrevista, al concluir la audiencia, el fiscal general Luis Ángel Bravo señaló que las pruebas que se han presentado por “el mismo hecho” (secuestro y homicidio de Moisés Sánchez) no dejan lugar a dudas que el dictamen del Legislativo tendrá que salir positivo para otorgar el desafuero del edil panista.

“La declaración del asesino confeso Clemente Noé ya fue ratificada, incluso pide perdón al gremio periodístico, pues Noé dice que de haber sabido que era periodista, no lo hubiera asesinado. López Meneses (subdirector de la Policía Municipal) ratificó su denuncia. Yo no tengo duda de que el dictamen será positivo para proceder al desafuero del alcalde”, acotó.

Bravo Contreras admitió que hasta el momento, de los seis expolicías intermunicipales que participaron en el homicidio de Moisés Sánchez, sólo se tiene la detención de un asesino confeso: “No aún no (no hay más detenidos), estamos en eso, pronto vamos a tener novedades”.

El presidente de la Comisión Instructora, Juan Manuel Velázquez, expresó que será el próximo martes 17 cuando se tenga el “dictamen final” para aplicar o no el desafuero al edil Omar Cruz.

Hugo Fernández, diputado panista e integrante de la Comisión Instructora, declaró que persisten los “puntos débiles” en la tesis de la FGE, como son las pruebas de “oídas”.

“El despacho de abogados Vaca Betancourt aporta que el difunto (sic) presidía un comité de obras, lo que deja por descontado la enemistad del alcalde con Moisés Sánchez. Hay otros frentes de investigación que hay que agotar, como la participación de la delincuencia organizada”, argumentó.

Fue el pasado 2 de enero cuando policías ministeriales hallaron el cuerpo sin vida del reportero de “La Unión” en un paraje solitario del punto limítrofe de Manlio Fabio Altamirano y Medellín.

“El cuerpo estaba muy lastimado, fue encontrado en una bolsa negra, cercenado e irreconocible, y se pudo hallar una vez que uno de sus presuntos asesinos confesó ante un ministerio público el delito”, dijo Luis Ángel Bravo el día que confirmó el deceso del comunicador.

En la investigación ministerial 01/E/2015 de la FGE, se remarca que Moisés Sánchez fue asesinado por un “encargo” del chofer del alcalde y subdirector de la Policía Municipal, Martín López Meneses, quien a su vez habría actuado por instrucción del panista Omar Cruz Reyes.

“Clemente Noé Rodríguez confesó haber participado, junto con otras cinco personas, en estos hechos. Rodríguez era miembro de una banda dedicada a la venta de droga en ese municipio, y en su declaración reconoció que la muerte de Moisés Sánchez la realizaron por encargo directo de Martín López Meneses, subdirector de la Policía Municipal de Medellín, así como chofer y escolta personal del presidente municipal, Omar Cruz Reyes”, se destaca en la investigación ministerial 01/E/2015.

Al día de hoy, continúan prófugos otros expolicías intermunicipales a quienes sólo se les conoce por los apodos de “El Harry”, “El Chelo”, “El Moy”, “El Piolín” y “El Olmos”, y cuyo paradero no ha podido ser detectado ni por la Fiscalía ni por la Fuerza Civil.

Comentarios