Mención a César Duarte desata rechifla en obra de Ofelia Medina

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Ante un teatro lleno, la actriz Ofelia Medina interpretó anoche en la obra “Dos mujeres” a la activista Marisela Escobedo Ortiz, asesinada en la puerta del Palacio de Gobierno de Chihuahua en 2010; y cuando mencionó al gobernador, César Duarte Jáquez, en uno de los diálogos de la obra, arrancó un abucheo general.

La representación fue una pieza teatral con monólogos de Escobedo y diálogos con su hija Rubí Marisol Frayre Escobedo –interpretada por la actriz Alejandra Haydeé–, quien fue asesinada en el 2008.

Durante más de una hora, la obra llevó a los espectadores a acercarse a la relación de la madre soltera con su hija adolescente antes de que comenzara la tragedia.

Sergio Rafael Barraza Bocanegra, señalado por Escobedo como el que le arrebató a su hija y destruyó a su familia, es mencionado en la puesta en escena como El Diablo.

A lo largo de la obra, las actrices rememoraron que la familia Escobedo es de Juárez, pero Marisela llevó a sus hijos a vivir a El Paso, Texas, Estados Unidos, para ofrecerles un mejor futuro.

Con su trabajo de enfermera y comerciante en una maderería, la mujer se esforzó por sacarlos adelante. Cuando Rubí llegó a la adolescencia, la llevó a vivir con ella a Juárez para que aprendiera a manejar el negocio de la familia.

El Diablo llegó con ellas a base de engaños. Contó a Marisela que necesitaba trabajar porque tenía una esposa y una hija de cinco años que mantener. Conmovida, ella lo ayudó.

Las dos actrices retrataron el calvario de la madre en busca de su hija y diferentes facetas de la adolescente enamorada de un hombre violento con quien tuvo una hija.

“Resiste mamá, resiste”, decía Rubí en el escenario a Marisela, cuando la joven desapareció y luego la encontró muerta en una “marranera” en Juárez. “Resiste”, repetía cuando escuchó la sentencia absolutoria de Sergio Barraza El Diablo y cuando luchó por buscar justicia de Juárez a Chihuahua.

Ofelia Medina narró el doloroso camino que Marisela pasó al lado de otras madres en busca de sus hijas. Lo contó a través de frases documentadas en los medios de comunicación a partir de su disposición a recorrer, con su nieta en la carriola, el desierto desde Juárez a la capital para buscar al gobernador, César Duarte, y exigirle justicia.

Según la obra, una vez en Chihuahua, Marisela Escobedo confrontó a las autoridades, pero no tuvo respuesta.

“¿La policía? No hace nada. Les he llevado pruebas y nada… Renuncien si no pueden”, dijo imperativa la actriz.

“¿El gobernador?”, continuó el monólogo como si alguien le hubiese preguntado qué hacía César Duarte.

De inmediato, una fuerte interjección que expresó duda, se escuchó en todo el recinto: “mmmm”.

“Nada más se burlan de nosotros… en México no hay justicia”, continuó Ofelia Medina. Los aplausos de los asistentes no esperaron.

“¿Qué quieren?, ¿que me maten a mí también?, pues que me maten aquí, frente a las puertas del palacio de gobierno. A ver si así les da vergüenza”, expresó Ofelia Medina.

Así, tal cual, le dijo Marisela Escobedo al gobernador cuando los guardias de seguridad la sacaron de un evento de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh).

Previo al momento en el que Ofelia Medina representó el asesinato de Marisela y el encuentro con su hija Rubí Marisol, hubo un acto fuera del guion.

Un fuerte grito se escuchó en el público. Era Olaya Dozal, maestra de ciudad Cuauhtémoc, que busca a su hija desaparecida. La misma que representó a familiares de personas desaparecidas en el Comité contra la desaparición forzada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, el mes pasado.

Su historia es parecida a la de Marisela pues ha buscado a su hija y ha entregado a las autoridades información sobre la persona que se la llevó. Sin embargo, hasta ahora no hay ningún avance.

Ante la acción inesperada, Ofelia Medina bajó del escenario para tratar de tranquilizar a la madre en el momento de catarsis de la obra. A los pocos minutos, cuando un grupo de activistas brindó apoyo a Olaya, la actriz regresó al escenario.

“Hasta que la justicia se siente entre nosotros”, repitieron una y otra vez las actrices de “Dos Mujeres”.

Al finalizar la representación, la cantante chihuahuense Lavinia Ekaterina entonó una canción compuesta a Marisela Escobedo.

Luego, familiares de personas desaparecidas subieron al escenario para agradecer el acompañamiento de Ofelia Medina en su búsqueda por “la verdad y la justicia”. Ella se comprometió a continuar la lucha con ellos.

Además, representantes del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm) recordaron que, además de Marisela Escobedo, han fallecido otras mujeres en busca de personas desaparecidas, como Martha Loya, Guadalupe Fierro y Artemisa Ibarra, a quien desaparecieron con un hermano durante la búsqueda de un sobrino y otro hermano.

“Dos mujeres” se realizó bajo la dirección y adaptación de Raúl Zermeño y Ofelia Medina, basada en el texto “Perlas a los cerdos” de Alejandro Román Bahena.

Comentarios

Load More