Padres de desaparecidos en Ayotzinapa piden apoyo en Texas para localizar a sus hijos

EL PASO, Tx. (apro).- Padres de los 43 estudiantes desaparecidos desde septiembre de 2014 en Ayotzinapa, Guerrero, pidieron hoy en esta frontera de Texas cualquier tipo de apoyo para localizar a sus hijos.

Blanca Nava y Estanislao Mendoza viajaron desde el estado de Guerrero a El Paso, frontera con Ciudad Juárez, para alzar su voz y exigir al gobierno mexicano, desde el extranjero, el esclarecimiento de los hechos ocurridos el 26 de septiembre de 2014 en Ayotzinapa, Guerrero.

“Si quieren mi vida, yo se las doy, pero que me regresen a mi hijo”, dijo el lunes con la voz quebrada, Blanca Nava a los medios de la comunicación.

Aseguró que su hijo, Jorge Alvarez Nava, de 19 años, fue secuestrado el 26 de septiembre por elementos de las corporaciones policiales en Guerrero.

De acuerdo a las versiones que se han manejado en relación a lo sucedido ese día, miembros de la policía comunitaria de Iguala ligados al grupo criminal de Guerreros Unidos asesinaron a seis, hirieron a 25 y secuestraron a 43 estudiantes de la Universidad de Maestros Rurales de Ayotzinapa, en Guerrero.

“Estoy segura que el gobierno los tiene. Hago responsable al presidente Enrique Peña Nieto”, mencionó la madre del universitario.

Y agregó: “Mi hijo tenía 19 años. Los cumplió tres días antes. Tenía muchas ganas de ser maestro”.

Estanislao Mendoza, padre de Miguel Angel Mendoza Zacarías, de 33 años, afirmó que policías uniformados secuestraron a su hijo.

“Vivimos en la escuela porque no perdemos la esperanza en encontrar a nuestros hijos”, mencionó.

Mendoza pidió el apoyo a los medios de comunicación y sociedad en general de Estados Unidos para reencontrarse con su hijo, a quien vio por última ocasión el 18 de septiembre de 2014.

“Queremos dar a conocer al mundo entero lo que está ocurriendo en nuestro país”, dijo Josimar De la Cruz, hermano del universitario sobreviviente Angel Neri De la Cruz.
Aseguró que su hermano fue testigo del momento en que policías de Guerrero dispararon en contra de los estudiantes.

“Vio cuando se llevaron a alrededor de 25 estudiantes. En el primer ataque vio que eran policías chaparritos, de Guerrero; pero después vio que eran como paramilitares, porque traían unas camionetas, un equipo táctico mayor, y estaban encapuchados”, afirmó.

De la Cruz pidió apoyo a la comunidad estadounidense para evitar que el gobierno mexicano cierre el caso de Ayotzinapa y quiera hacer creer que los estudiantes están muertos.

La conferencia se efectuó en el Centro de Trabajadores Agrícolas de El Paso, desde donde se inició una marcha que finalizó frente a la sede mexicana de esta ciudad de Texas.

Esta visita es parte de la gira nacional en Estados Unidos anunciada por los padres, durante la cual habrán audiencias públicas en diversos centros comunitarios, iglesias y universidades de ciudades de diferentes lugares de Estados Unidos, además de reuniones con entidades como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de Amnistía Internacional.

Según la versión oficial, los 43 estudiantes desaparecidos fueron asesinados y quemados en un basurero por miembros de Guerreros Unidos al pensar que pertenecían a Los Rojos, su grupo rival.

Comentarios

Load More