Denunciarán en África y Asia corrupción por Monterrey VI

MONTERREY, N.L. (apro).- La Red de Acción por el Agua México denunciará en el extranjero la corrupción y la carencia de sustentabilidad que hay en torno al Proyecto Hidráulico Monterrey VI, con el que se planea traer agua entubada desde San Luis Potosí a Nuevo León.

Aunque el plan es presentado como una solución para el consumo humano, frente a una eventual escasez, el recurso en realidad será traído para usarlo en la explotación de gas shale, procedimiento que requiere grandes volúmenes de fluido, denuncia la Red.

Nathalie Seguín Tovar, coordinadora del organismo en el país, anunció que expondrá el caso de la cuestionada mega construcción en el Foro Social Mundial, que será efectuado del 24 al 28 de marzo en Túnez, y en el Foro Mundial del Agua, a celebrarse del 13 al 17 de abril en Corea del Sur.

La especialista en materia de gestión de agua, señaló que en sus ponencias dará a conocer al mundo la opacidad, corrupción y afectación ecológica que provocaría la construcción de un ducto de 380 kilómetros de largo, con un costo nunca bien definido que ronda los 40 mil millones de pesos.

Monterrey VI es un proyecto impulsado por el gobierno priista de Rodrigo Medina de la Cruz, con el propósito aparente de resolver la crisis de agua que se avecina para el estado de Nuevo León por el crecimiento poblacional de la entidad, según señala la versión oficial.

Seguín Tovar, quien tiene una década de trabajar temas relacionados con el agua y el medio ambiente, señaló que en el extranjero denunciará que el hidroproyecto respaldado por el gobierno federal, tiene como propósito real surtir de agua a los industriales que efectuarán perforaciones de fracturación hidráulica, técnica de exploración conocida como fracking.

En cada uno de los pozos hechos para extraer del subsuelo gas shale, se requieren hasta 29 millones de agua, líquido que sería extraído del cauce del río Pánuco, en la región potosina, para traerla hasta la Presa Cerro Prieto, en Linares, Nuevo León.

“La cantidad de agua que quieren traer desde el Pánuco hasta la zona metropolitana de Monterrey es excesiva, para lo que verdaderamente requiere la población. Si fuera para cumplir con el consumo humano, el volumen es absolutamente desproporcionado”, señaló.

Consideró que la Ley General de Agua, cuya votación recientemente fue pospuesta en la Cámara de Diputados contempla articulados que permitirían la privatización del líquido, pues establece que en ella puede haber participación social y privada.

La activista, quien es ingeniera en Física por la Universidad Iberoamericana, con una maestría en Gestión de Agua y Participación Social, por la Universidad Montpellier, Francia, mencionó que el uso del líquido para destinarlo a la explotación de gas shale contenido en las rocas denominadas lutitas, es un ecocidio, pues los volúmenes de agua inyectados al subsuelo estarán contaminados cuando se retornen para su reutilización.

Afirmó que no existe en el mundo una técnica para tratar los componentes nocivos que contiene el líquido utilizado para el fracking.

Seguín Tovar estuvo el pasado jueves en esta capital para anunciar la manifestación que será efectuada el próximo domingo a las 13:00 horas en la Alameda Mariano Escobedo, por organizaciones ecologistas en contra de Monterrey VI, dentro de las acciones por el Día Mundial del Agua.

Load More