“Bandolera”

La televisión española dio con una rica veta: las series compuestas de varias temporadas que se alargan hasta 600 episodios. Se pueden repetir y reciclar, especialmente en las naciones a las cuales se exportan. Asimismo, se explota la línea de época; por ejemplo, en Bandolera. O la historia, entre las cuales está Isabel. Canal 22 ha comprado varias para incluirlas en su programación.

La más reconocida de éstas es Cuéntame cómo pasó. Inicia el relato en los años 60, en pleno franquismo. La mirada fresca de un niño de ocho años devela cotidianidades de su familia compuesta por la abuela, los padres y tres hermanos. Conforme los hijos crecen, las dificultades se acrecientan. El país también evoluciona, va de la dictadura a la transición democrática. Las mentalidades se polarizan, los más viejos aferrandos a las tradiciones. Algunos adultos y sobre todo los jóvenes revolucionan su conciencia, aceptan influencias de Francia, de Inglaterra, se sacuden la modorra de los años oscuros.

Sin embargo, las reiteraciones empiezan a volver aburrida la narración.  Es inverosímil que tantas desgracias puedan sucederle a una sola familia. La serie cae al melodrama latinoamericano.

Hace un par de semanas comenzó Bandolera. La produjo Antena 3, se difundió durante dos años en la península ibérica con buen éxito de público.  Canal 22 la pone al aire los sábados por la noche. Se anuncia como serie, pero el formato se acerca a la telenovela, ¿de qué otro modo se pueden sostener 400 capítulos?

La historia central es la de una joven inglesa (Sara Reeves), huérfana de padres que vive desde entonces con su tío. Pasaron varios años en Andalucía; así se explica que hablen español, ella sin acento. Está comprometida, pero la boda no la entusiasma. Le gustan las armas, montar a caballo y escribir. Se irá a España a correr aventuras; en ésta, se mezclará con otros personajes de los cuales sabremos su pasado.

España era un país atrasado, mayoritariamente rural. La pieza muestra a un campesinado indigente y analfabeta, explotado por terratenientes sin escrúpulos. A Sara Reeves le irritan las injusticias y tratará de remediarlas, a partir de lo cual se meterá en problemas. Participa en peleas, se junta con bandoleros, se enamora. Se cumple con el requisito de que en toda serie, filme o telenovela, haya un romance que tenga final feliz.

La obra combina exteriores campiranos con sets de escasa calidad. La reconstrucción de casas, tabernas, cárceles o patios es pobre y retrata mal. El vestuario resulta lo más convincente, así como la interpretación de la actriz protagónica Marta Hazas.

En tanto se trata de la primera pasada en Canal 22 de Bandolera, ésta se encuentra interrumpida constantemente por anuncios y spots de partidos políticos.

Comentarios

Load More