Artículo 19 demanda a fiscalía de la PGR por negarse a atraer el caso Moisés Sánchez

México, D.F., (apro).- La organización civil Artículo 19 interpuso una demanda de amparo contra actos de la Procuraduría General de la República (PGR), luego de que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) se negó a atraer el caso del periodista veracruzano Moisés Sánchez, asesinado el pasado 2 de enero en Medellín, Veracruz.
“Negarse a ejercer su facultad constitucional y legal para conocer del caso, atenta gravemente contra la naturaleza tutelar para la que fue creada la FEADLE y no combate la situación de violencia e impunidad generalizada en que las personas ejercen la libertad de expresión en México”, señaló en un comunicado.

Artículo 19 subrayó que, de acuerdo con el artículo 10 del Código Federal de Procedimientos Penales, el caso del director del diario La Unión aplicaba en al menos seis de los supuestos bajo los cuales la FEADLE puede atraer delitos contra la libertad de expresión, sin embargo se negó a hacerlo.

“Desde el inicio de las investigaciones, los señalamientos dirigidos a la probable participación de funcionarios de distintos niveles fueron claros, tanto los indicios como la denuncia de los familiares lo precisan. El riesgo de sufrir daños irreversibles a la vida e integridad de Moisés Sánchez era inminente. Las circunstancias de riesgo y violencia para el ejercicio de la libertad de expresión en el estado de Veracruz son objetivas, generalizadas y ampliamente documentadas. La desaparición y privación de la libertad, tipificada como secuestro por la Fiscalía del estado, son delitos graves así establecidos por la ley”, puntualizó.

Y aseguró que con la negativa de la Fiscalía “se deshecha por completo la extrema gravedad implicada en una desaparición, hoy probablemente forzada, y el asesinato de un periodista”.

Más grave aún, añadió, cuando las investigaciones sobre otros casos de periodistas asesinados y desaparecidos en Veracruz se han caracterizado por rechazar el nexo entre las agresiones y su labor periodística.

Moisés Sánchez fue sacado por la fuerza de su propio domicilio el pasado 2 de enero y, según el testimonio de Clemente Noé Rodríguez, exagente de la policía interestatal que confesó haber participado en los hechos, fue asesinado ese mismo día.

De acuerdo con las averiguaciones de la Fiscalía de Veracruz, el móvil del asesinato fue una disputa entre el comunicador y el alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz, por las notas críticas que Moisés publicaba en su semanario.

A raíz de esta acusación, el Congreso de Veracruz aprobó por mayoría calificada quitar el fuero al alcalde panista, el pasado jueves 26.

Los diputados concluyeron que de acuerdo con la investigación ministerial (01E/2015) entregada como prueba por la Fiscalía de Veracruz, hay elementos para presumir responsabilidad del edil como el autor intelectual del homicidio y corresponde probarlo a una autoridad ministerial.

De esa manera la Fiscalía podrá proceder penalmente contra Cruz Reyes, quien presuntamente ordenó a seis expolicías municipales secuestrar y asesinar a Moisés Sánchez.

De acuerdo con datos de la organización Artículo 19, en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto al menos 10 periodistas han perdido la vida y otros tres se encuentran desaparecidos. Hasta ahora, el año más violento ha sido el 2014, cuando cinco periodistas fueron privados de la vida: dos en Sinaloa, uno en Veracruz, uno en Zacatecas y otro en Oaxaca. En 2013, cuatro comunicadores fueron asesinados en Chihuahua, Coahuila, Oaxaca y Tamaulipas.

Comentarios