“Mujeres que hacen historia”

Celebrar a la mujer el 8 de marzo no logra por si sólo crear conciencia sobre el status de lo femenino en la sociedad. Tampoco declararla igual ante la ley. El género ha tenido que sortear discriminaciones, ser considerado inferior, sufrir trato violento físico y psicológico, verse apartado de actividades y reconocimiento.

Las mujeres que no son minoría, sufren en conjunto el mismo trato dado a minorías raciales, sexuales o étnicas. Es decir, es la cultura patriarcal la que se impone. En este contexto vencer las dificultades, los obstáculos y sobresalir en alguna actividad es meritorio.

Únicamente algunos medios asumen el compromiso de dar a conocer logros de mujeres en México. Es el caso de Canal 22. Declaró marzo mes de la mujer y estrenó una serie titulada Mujeres que hacen historia. La emisora continúa produciendo, pese a lo castigado de su presupuesto, que en 2014 apenas rebasó los 200 millones de pesos. Conaculta aportó 60 millones más para alcanzar los 261, cifra que se mantiene casi estática desde 2008.

La serie documental consta de 13 capítulos bajo la batuta y guión de María Fernanda Galindo. Fueron seleccionadas distintas actividades para mostrar el trabajo de científicas, escritoras, cantantes, actrices, conductoras de televisión, alpinistas. Igualmente se buscó a residentes de diversos estados: Durango, Veracruz, Zacatecas, Estado de México, D.F. Oaxaca y Morelos.

Quince entrevistadas conducidas por Irene Moreno se orientan a responder una pregunta: ¿Cómo obtuvieron el éxito?

Cada una de ellas revela un serio escollo en su vida y la manera en que se enfrentaron a éste para superarlo. Se pasa de la profesión a lo personal. Padres, infancia, carácter, vivienda, todo ello forma parte del entorno que permite o evita el crecimiento, el desarrollo de habilidades. En un caso son dos las mujeres que participan en un capítulo porque una a otra se han ayudado y gracias a ello han alcanzado sus metas.

Si bien la mayoría de las entrevistadas son apenas conocidas en su medio, hay otras que sí han estado en los medios y bajo los reflectores, por ejemplo Guadalupe Loaeza, Chepina Peralta o Regina Orozco.

Los recursos de producción se limitan a la agilidad de la cámara para retratar ambientes íntimos, talleres, estudios, aviones, bibliotecas desde ángulos originales. Resaltan los detalles, los objetos que revelan la personalidad de sus dueñas. Los relatos no se producen sólo a cuadro, las vemos caminando por un parque, jugando con sus mascotas, en plena labor. La cámara nunca está quieta, va y viene, se aleja, barre, recorta, se acerca. Con esto y la edición logran episodios vívidos, sin el acartonamiento de la entrevista en el set.

Mujeres que hacen historia, la de todos los días, la cotidiana que abre puertas a sus descendientes.

Comentarios

Load More