Trifulca entre invidentes y policías frente a oficina de Mancera deja 15 lesionados

MÉXICO, D.F. (apro).- Un enfrentamiento entre vendedores ambulantes invidentes y policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal en las puertas de la oficina del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, dejó como saldo al menos 15 personas lesionadas.

La trifulca se registró pasado el mediodía, cuando unos 150 integrantes de la Asociación Mexicana por el Trato Humano, Social, Material y Cultural de los Invidentes y Débiles Visuales intentaron entrar al Antiguo Palacio del Ayuntamiento para exigir al mandatario capitalino la reinstalación de sus espacios de trabajo en el Sistema de Transporte Colectivo Metro que les fueron retirados la semana pasada.

Como siempre ocurre cuando existen manifestaciones frente a las oficinas de gobierno, una triple valla de granaderos y uniformados de la Policía de Tránsito reforzó la seguridad en la entrada del edificio.

Con sus escudos de protección, los policías comenzaron a replegar a los manifestantes, lo que provocó molestia y de los gritos, se fueron a los golpes con palos, bastones, objetos envueltos en tela y hasta bancos metálicos.

La riña dejó como saldo seis personas lesionadas que fueron atendidas por paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM). Sin embargo, la Secretaría de Gobierno del DF informó que fueron 15 lesionados: 13 policías y dos manifestantes.

Al momento de los golpes, fueron detenidos integrantes de la protesta, pero minutos después fueron liberados por demanda de sus compañeros.

Los ánimos comenzaron a calentarse desde la mañana, cuando decenas de invidentes y débiles visuales se reunieron en la estación Hidalgo del STC Metro para marchar hacia las oficinas de Miguel Ángel Mancera.

Su protesta respondió a las agresiones que sufrieron en días pasados, cuando la policía disolvió a golpes y empujones una primer protesta en la avenida 20 de noviembre.

Los inconformes exigían desde entonces que el Gobierno del Distrito Federal les regresara las tarimas que autoridades del Metro les confiscaron bajo el argumento de la reubicación de comercios al interior de la estación del Metro Hidalgo, donde coinciden las líneas 2 y 3.

Según informó el Metro el 11 de abril –un día después de que se hizo la “recuperación administrativa” de 80 locales y espacios comerciales, incluidas las tarimas de los invidentes–, la medida derivó del incumplimiento en normas de seguridad y protección civil y por realizar actividades no registradas en los Permisos Administrativos Temporales Revocables (PATR).

Agregó que la posesión de los locales y espacios comerciales también se hizo por seguridad de los pasajeros, ya que incumplían medidas de protección civil y de normatividad en las instalaciones eléctricas.

“Se detectaron instalaciones eléctricas en mal estado, acumulación de material flamable en sitios no apropiados, falta de señalización, falta de capacitación del personal en materia de protección civil, entre otras”, según el comunicado.

Incluso, se dijo que debían normar a los locales de alimentos que utilizaban estufas y hornos de gas que en esta época del año generan más calor al interior de las instalaciones.

Luego de la trifulca de este jueves, el gobierno capitalino emitió un comunicado en el que aseguró que “privilegia el diálogo constructivo, respetuoso y sin violencia”. Agregó que mantiene el contacto con el grupo de inconformes para alcanzar acuerdos y que solicitó la presencia de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred).

Comentarios

Load More