Masacre de Apatzingán: Sobrevivientes perseguidos

APATZINGÁN, MICH.- Miembros de las Fuerzas Rurales sobrevivientes de la matanza del 6 de enero en Apat­zingán, quienes fueron detenidos y posteriormente liberados por órdenes del juez Jorge Wong Aceituno, denuncian que se ha emprendido una campaña de acoso y persecución en su contra.

De los que fueron puestos en libertad, 25 formaban parte del grupo de la Fuerza Rural G-250, creado por Alfredo Castillo, entonces comisionado federal de Seguridad en Michoacán, para capturar en la sierra al líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez, La Tuta.

Uno de los sobrevivientes de la matanza y exintegrante del G-250 afirma en entrevista que luego de la liberación ordenada por el juez Wong el pasado 14 de enero se desató una “cacería de brujas” contra ellos, pues, dice, “los federales estaban en busca de nosotros, de los sobrevivientes y de los liberados”.

Asegura que policías federales han acudido a viviendas de varios exintegrantes del grupo. Llegan “reventando puertas”, realizan detenciones sin órdenes de aprehensión y decomisan las armas que éstos habían registrado como parte de la Fuerza Rural…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2007 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Comentarios

Load More