Mientras discuten ley anticorrupción, Romero Deschamps ojea catálogo de yates

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Durante la discusión del Sistema Nacional Anticorrupción, los senadores priistas Carlos Romero Deschamps y Gerardo Sánchez consultaban un catálogo de yates.

Ayer, el Senado aprobó, en lo general, por 97 votos a favor, 8 en contra y 2 abstenciones, las modificaciones a 14 artículos constitucionales que crean el Sistema Nacional Anticorrupción. Mientras eso ocurría, el dirigente del sindicato petrolero y el elxlíder de la Confederación Nacional Campesina Gerardo Sánchez ojeaban un catálogo de yates, de acuerdo con una fotografía difundida hoy por el periódico Reforma.

Romero Deschamps posee un yate llamado “El indomable” y valuado en 1.5 millones de dólares.

Romero Deschamps, de 71 años de edad, empezó a escalar posiciones en el sindicato petrolero en el sexenio de Carlos Salinas, pero fue hasta 1996, en el sexenio de Ernesto Zedillo, que asumió la dirigencia nacional de ese gremio, en sustitución de Sebastián Guzmán Cabrera, el dirigente que apoyó Salinas luego del golpe a Joaquín Hernández Galicia, alias “La Quina”.

El dirigente petrolero y su familia han sido exhibidos en reiteradas ocasiones por su vida de lujos. El septiembre de 2012, su hija Paulina subió a su cuenta de Facebook fotos de sus viajes en donde aparece a bordo de yates y aviones privados, en compañía de sus mascotas.

El 23 de febrero de 2013, el semanario Proceso dio a conocer en su portal electrónico que Romero Deschamps regaló a su hijo José Carlos un Ferrari de edición limitada, valorado en dos millones de dólares.

“Para adquirirlo, es necesario contar por lo menos con dos vehículos Ferrari, demostrar solvencia económica, que el país donde vaya a circular el auto cuente con una agencia automotriz de esa marca, someterse a una sofisticada prueba de manejo y, por supuesto, pagar la unidad”, consignó la nota.

Aparte, el portal electrónico Aristegui Noticias difundió que Romero Deschamps posee un apartamento de lujo en Cancún, Quintana Roo.

Comentarios

Load More