Los Zetas, detrás de “ordeña” a Pemex en Tabasco, denuncia gobernador

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez. Foto: Víctor Hugo Rojas El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez. Foto: Víctor Hugo Rojas

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Arturo Núñez reveló que el cártel de Los Zetas se encuentra detrás de la “ordeña” de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), y convocó a la población no ser copartícipe del robo de hidrocarburo.

En esta ilícita actividad “están involucrados los cárteles, especialmente el de Los Zetas”, manifestó e indicó que ha pedido al Ejército Mexicano más acciones de inteligencia para frenar la proliferación del delito.

El mandatario hizo un llamado a los tabasqueños para evitar participar en estos actos, principalmente por los riesgos que representa para sus vidas al acercarse a materiales flamables, como ocurrió el 26 de marzo con la volcadura e incendio de una pipa en poblado Palo Mulato del municipio de Huimanguillo, sobre la carretera federal Cárdenas-Coatzacoalcos, con saldo de 21 muertos por quemaduras.

“Donde vean que existe un derrame de hidrocarburos, por ningún motivo se acerquen con el propósito de recolectar el producto, pues ya vimos la vulnerabilidad que se presenta en esos momentos en que puede ocurrir una explosión”, alertó el gobernador.

Dijo que su gobierno mantiene cercana colaboración con las instancias federales para la persecución del robo de hidrocarburos, pero reconoció que muchos actos de estos se llevan a cabo por pillaje cuando se registran accidentes, donde la mejor manera de prevenir es evitando que los vecinos se involucren.

Y es que a partir de la tragedia de Palo Mulato, se han registrado dos actos vandálicos de “ordeña” de ductos cerca de ese lugar, donde la población ha acudido en masa a recolectar la gasolina derramada, arriesgando sus vidas.

El martes pasado ocurrió uno en el ejido San Fernando, Huimanguillo, y 24 horas después otro en el poblado La Arrocera, del municipio de Cárdenas.

En ambos casos la población se volcó a llenar cubetas, bidones y tanques de gasolina hasta que fue dispersada por elementos del Ejército y personal de seguridad de Petróleos Mexicanos.

Comentarios

Load More