La dupla Velasco Coello-Ugarte González Farándula y negocios

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, se afianza mediante una estrategia mediática en la que ha sabido combinar las alianzas políticas, los negocios y los espectáculos. Uno de sus aliados es Fernando Ugarte, el empresario que financió su campaña y luego fue propuesto por el Partido Verde como alcalde en Mezcalapa, donde hoy despacha. Pero el verdadero poder de Ugarte es monopolizar los espectáculos en Chiapas, ese rubro en el que tanto invierte el recién casado mandatario con dinero del erario. En cuanto a la política, eso es otra cosa…

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, pretende superar la estrategia de Enrique Peña Nieto para llegar a la Presidencia de la República. El dispendio del erario para promover su imagen y el recurso de casarse con una actriz famosa de Televisa no le son suficientes. Su apuesta pasa también por el espectáculo popular.

En su aventura, Velasco Coello va de la mano de su familia política, perteneciente al mundillo de la farándula, y de un empresario del sector al que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) hizo presidente municipal en pago a sus contribuciones económicas durante la campaña a gobernador.

Su boda religiosa con la cantante y actriz Anahí Puente, el pasado 25 de abril en San Cristóbal de las Casas, organizada de la misma manera que un final de telenovela de Televisa con él vestido de charro, fue conocida por todo el país y comentada profusamente en los espacios de la prensa rosa en los medios impresos y electrónicos de alcance nacional.

De la mano de la actriz de Televisa, el espectáculo se ha convertido en signo de su gobierno. En los casi dos años y medio que lleva su administración, Velasco ha gestionado la presencia de las figuras exclusivas del monopolio y de TV Azteca. Lo ha hecho de la mando de Producciones Ugarte, propiedad del empresario Fernando Ugarte González y presidente municipal de Mezcalapa, también por el Partido Verde.

Al igual que Velasco, en su condición de primer gobernador del PVEM, Ugarte es el primer presidente de Mezcalapa, municipio creado apenas en 2011, que vive en gran parte de los empleos de la Comisión Federal de Electricidad y que está ubicado a hora y media de Tuxtla Gutierrez, la capital del estado.

Ugarte González es también propietario del equipo de futbol Mezcalapa F.C., de la tercera división. Además del control de espectáculos en Chiapas, su empresa tiene presencia en Puebla y Yucatán.

Su contacto con Manuel Velasco fue Eduardo Ramírez Aguilar, hasta mediados de abril secretario de Gobierno de Chiapas. Renunció después de conocerse que se reunió con un presunto grupo paramilitar vinculado al crimen organizado días antes de una matanza en Pueblo Nuevo Solistahuacán, fronterizo con Simojovel.

Ramírez de Aguilar era alcalde de Comitán en 2010 cuando Velasco llegó a ese municipio a dar su cuarto informe como senador. Ugarte ha declarado públicamente que ayudó a Velasco Coello como senador y luego en su campaña para gobernador.

Su llegada como presidente municipal fue en pago del apoyo económico que le dio a Velasco en su campaña para gobernador, asegura Edmundo Robert Ávalos Terrazas, propietario de Producciones Grupo Diamante, uno de los promotores del espectáculo desplazados tras la llegada al poder del nieto del gobernador Manuel Velasco Suárez.

Producciones Ugarte está acaparando el mercado junto con Jorge D’Alessio, cuñado de Anahí e hijo de la cantante Guadalupe D’Alessio. Están creando un monopolio del espectáculo, pero con recursos del estado, dice en entrevista Ávalos Terrazas, piloto aviador retirado desde hace 13 años de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), del Ejército.

Las cancelaciones

Los anuncios de Producciones Ugarte sobre la presencia de artistas, comediantes y otros exponentes de la farándula televisiva en Chiapas ostentan el respaldo que esa empresa tiene del gobierno del estado. El logotipo de la administración de Manuel Velasco, Chiapas nos une, aparece de forma reiterada en las carteleras de la productora.

Es tal la comunión de intereses entre el gobierno de Chiapas y la empresa que en su página en internet el gobierno estatal refiere como dirección electrónica del presidente municipal de Mezcalapa el correo produccionesugarte@hotmail.com.

La cancelación de un concierto organizado por Ávalos Terrazas puso al descubierto la relación de Manuel Velasco, su familia política y el Partido Verde con Producciones Ugarte.

Con 12 años como empresario del espectáculo, en junio del año pasado Ávalos Terrazas había organizado la presentación del cantante Alfredo Ríos, El Komander, en la plaza de toros San Roque, como parte de la feria de Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez. Pero la presentación fue cancelada repentinamente por el municipio bajo el argumento de que el lugar tenía problemas estructurales que ponían en peligro a los asistentes.

A pesar de tener los permisos para realizar el concierto en la plaza de toros el 5 de junio del año pasado, el recinto fue clausurado por el ayuntamiento y en consecuencia le retiró la autorización para la presentación del cantante.

Lo sorprendente es que poco después de la supuesta clausura, el día 15, el Partido Verde lo utilizó para la toma de posesión de su entonces nuevo presidente estatal, Fernando Castellanos Cal y Mayor. Se trata del mismo político que el 3 julio de 2009, a dos días de las elecciones federales intermedias, fue detenido por la Policía Federal en el aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez con 1 millón de pesos en efectivo cuyo origen no pudo acreditar.

La detención no pasó a más y el entonces senador del PVEM y ahora coordinador de la bancada de ese partido en la Cámara de Diputados, Arturo Escobar, aseguró que era dinero para que Castellanos comprara una casa.

Impedido de usar la plaza de toros para el concierto, Ávalos Terrazas solicitó un amparo y la justicia federal se lo concedió. Pero la noche previa al concierto, el ayuntamiento impidió que ingresara el equipo de producción.

Con 15% de la taquilla vendida, el empresario contrató el palenque de Tuxtla Gutiérrez. Notificó del cambio de sede a las autoridades y Protección Civil, la Policía Municipal y la de Tránsito lo avalaron, en acatamiento al amparo.

Cuando la gente ya estaba llegando al palenque, con el cantante preparando su presentación, un representante legal del ayuntamiento llegó con la orden de impedir, de nueva cuenta, el concierto. El argumento fue también que presentaba fallas en su estructura.

Pese a las protestas del empresario, que ya había vendido todo el boletaje, la Policía Municipal impidió que los vehículos se acercaran al lugar. Además, los uniformados desplegaron unidades antimotines.

Ávalos Terrazas interpuso una demanda contra las autoridades municipales por violación al amparo, pero la denuncia no ha prosperado y está congelada en los tribunales federales en el estado. “La violación al amparo es muy clara. No se trató de una cancelación del concierto, sino abuso de la autoridad para bloquear la presentación. El juez otorgó la suspensión provisional (de la decisión de la autoridad de impedir el concierto), pero de todos modos el gobierno lo bloqueó”, declara el empresario.

El impedimento de la presentación del Komander en Tuxtla Gutiérrez ocurrió en momentos en que en algunas ciudades del país se había prohibido su presentación bajo el argumento de que el cantante hace apología de la violencia al interpretar narcocorridos.

Pero ese no fue el caso de Tuxtla Gutiérrez, sino uno de tráfico de influencias porque una semana después de que se le impidiera hacer el concierto, El Komander se presentó el día 12 en el municipio de Simojovel, bajo la organización de Producciones Ugarte, afirma Ávalos Terrazas.

“Es claro que se trata de un pago de facturas porque Ugarte financió la campaña del gobernador. En este sector empresarial de Chiapas es sabido que él pagó para que se pintaran todas las bardas en el estado a favor de Manuel Velasco durante la campaña electoral. Además, aparecía en los eventos del candidato. Como resultado, le dieron una presidencia municipal”, asegura.

Además de que ya había pagado la producción y al artista, Ávalos Terrazas se vio obligado a devolver las entradas. “Tuve que vender una propiedad para poder pagar. La pérdida fue cercana a los 2 millones de pesos”, dice.

Lo que están haciendo, afirma, es eliminar la competencia de Ugarte, “quien ahora se jacta de que nadie más va a organizar eventos artísticos en Tuxtla y otras partes del estado porque el gobernador es muy su amigo. Eso lo dice a todo el mundo”.

Producciones Ugarte

Avalos asegura que Producciones Ugarte tiene los derechos en exclusiva para hacer eventos en la feria de Chiapas. Después de estudiar en Puebla, regresó a Chiapas entre 2009 y 2010 y comenzó a organizar eventos en los que nunca ganaba, “pero ahora tiene el control del espectáculo y sin ser político hasta es presidente municipal” por el mismo partido al que pertenece el gobernador.

En esos beneficios, Ávalos incluye a la familia política del gobernador. Refiere que el cuñado de Anahí, Jorge D’Alessio, hijo de la cantante Guadalupe D’Alessio, está trabajando junto con Ugarte en la organización de los espectáculos, además de que es proveedor del gobierno de Manuel Velasco de escenarios, como la renta de pantallas gigantes durante el Mundial de Futbol que se colocaron en todos los municipios del estado. Lo más reciente fueron las pistas de hielo que se instalaron también en la entidad.

El subteniente de la Fuerza Aérea Mexicana retirado no ha dejado de buscar la reparación del daño. Hizo un video en el que se dirigió al gobernador y los subió a las redes sociales. Como opción, propuso “la adjudicación a mi persona de la contratación de artistas para la feria Chiapas 2014, misma que Ugarte González ha tenido a su cargo los últimos cuatro años”. Según ha declarado a la prensa local, éste tiene el control de la organización de la feria desde 2008.

“En cuanto Ugarte vio el video me llamó por teléfono para amenazarme”, dice el piloto retirado de la FAM. “Lejos de amedrentarme, me dirigí a la Procuraduría General de Justicia del estado para denunciar y pedirle que solicitara la grabación de la amenaza a la compañía celular. Hasta ahora sigo esperando a que me llamen para ratificar mi denuncia.”

Ávalos Terrazas hizo públicas las denuncias, pero no pasó de la prensa escrita porque asegura que ni Televisa ni TV Azteca la han dado a conocer a pesar de que sus reporteros en Chiapas han seguido el caso.

El empresario recurrió incluso a la mamá del gobernador, Leticia Coello viuda de Velasco, conocida en el estado como “la vicegobernadora” (Proceso 1992). Ella es la directora del DIF estatal y se supone que trabaja a favor de las familias. “Le envié dos oficios, que tienen sello de recibido para decirle que perdí mi patrimonio y las condiciones en que quedó mi familia”. Lo mismo intentó con el exsecretario de Gobernación, Eduardo Ramírez Aguilar.

Ávalos Terrazas abordó directamente al gobernador en septiembre pasado, durante un acto público en la Universidad Autónoma de Chiapas. Se le acercó y en cuanto le mencionó las amenazas de Ugarte, le pidió a su secretario particular, Ramón Guzmán, que le diera una cita. “En cuanto a Guzmán le comenté de lo que se trataba, le hizo señas al personal de seguridad y me sacaron”.

La respuesta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos también ha sido el silencio. El caso ya lo presentó en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que ha comenzado a requerir información a las autoridades municipales.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso