Microteatro: Historias de la Ciudad de México

Al nuevo proyecto de Microteatro intitulado Historias de la Ciudad de México de Emilio Carballido, sus coordinadoras Andrea Novelo y Alejandra Guevara convocaron a 13 de los más reconocidos directores y a un puñado de actores para refrendar dos años de éxitos en este peculiar formato. A lo largo de un mes, se presentarán 13 breves obras de Carballido, simultáneamente.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Nunca nadie había presentado de manera simultánea piezas del dramaturgo Emilio Carballido, ni tampoco escenificado una temporada escrita por un solo autor en foros innovadores del llamado Microteatro.

Ahora, el proyecto Microteatro México –que desde abril de 2013 presenta obras cortas en espacios pequeños, donde 15 espectadores conviven con los actores (Proceso, 11 de abril de 2013)– organiza Historias de la Ciudad de México de Emilio Carballido, con la finalidad de rendir un homenaje al dramaturgo veracruzano.

Asimismo, el Microteatro en nuestro país rendirá tributo a la Ciudad de México, que con la polémica Reforma Política, aprobada  la semana pasada por el Congreso de la Unión, le permite su autonomía.

Andrea Novelo, coordinadora de Microteatro México, junto con Alejandra Guevara, argumenta que por ser un proyecto independiente de dos años se requería de un incentivo para seguir ofreciendo un buen servicio, tener abierta su sede de la calle Roble número 3 (colonia Santa María La Ribera, en la Delegación Cuauhtémoc) y mantener la calidad:

“Una de las ideas era obtener el apoyo de Efiteatro (el estímulo fiscal que otorga el artículo 190 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta); pero al ser 13 compañías y como cada quien efectuaba su propia producción, no contábamos con los requerimientos para la carpeta del Efiteatro.

“Entonces, tuvimos que crear un evento especial donde Microteatro México fuera la productora general de todas las obras. Y de pronto se acercó Julián Robles con esta propuesta… Entonces decidimos que fuera un homenaje a Emilio Carballido y montar sus obras que tratan sobre el Distrito Federal. Son  ideales para el formato del Microteatro.”

Carballido “es el creador de nuestro teatro moderno”, afirma, “con el que todo el mundo aprendió y del que todos seguimos aprendiendo, y de esa forma se obtuvo el apoyo de Efiteatro para hacer todas las mejoras”.

Las 13 obras que se escogieron son del libro de teatro Historias de la Ciudad de México que escribió Carballido (nacido el 22 de mayo de 1925 en Córdoba y fallecido el 11 de febrero de 2008 en Xalapa) a lo largo de cinco décadas, publicado por primera vez en los años sesenta.

El volumen fue reeditado en años posteriores y finalmente compilado por el Fondo de Cultura Económica hacia 2006, dentro de un tomo llamado D. F. 52 obras en un acto, porque son 52 historias dramáticas de 15 minutos.

La temporada de Historias de la Ciudad de México… inició este 7 de mayo y finaliza el 7 de junio. Las funciones son jueves, viernes, sábados y domingos, con seis funciones diarias en cada uno de los 13 espacios de Microteatro México.

Entre los actores se encuentran Juan Ignacio Aranda, Gilberto Barraza, Naima Carbajal, Lumi Cavazos, Laura de Ita, Eduardo España, Alberto Estrella, Kristyan Ferrer, Ana Karina Guevara, Leticia Huijara, Verónica Merchant, Javier Ruán, Roberto Sosa y Pilar Villanueva, entre otros.

Participan destacados directores:

Martín Acosta con El censo, Esther André en Salaginela, Mario Espinosa y La pandilla maldita, Sandra Félix con El espejo 2, Francisco Franco en Delicioso domingo, José Alberto Gallardo y La pesadilla, Mauricio Jiménez con Paso de madrugada, Luis Martín en Los días, David Olguín y Cuento de Navidad, Enrique Pineda con La miseria, Ricardo Ramírez Carnero en Con un poco de ayuda celestial, Claudia Ríos y Buena pierna, más Enrique Singer en Dificultades.

Urbanohistorias

Ya con una reconocida trayectoria, Sandra Félix platica en entrevista  que “la nostalgia bonita” la incitó a participar en Historias de la Ciudad de México…:

“Carballido siempre ha estado entre nosotros desde que éramos jóvenes o cuando trabajamos con nuestros alumnos. Yo monté con mis alumnos Pastores de la ciudad y El espejo 2, con esta última es con la que voy a intervenir en Microteatro México. Pensé que era una buena idea que se reunieran varios directores, compañeros nuestros, escenógrafos de primera y destacados actores en obras de 15 minutos. Me parece un proyecto juguetón, dinámico…”

Rememora que el año pasado hizo la obra Exilios, integrada por 6 historias de varios dramaturgos. “Me gusta el teatro breve”, confiesa.

–¿Qué opina de este auge del Microteatro en México?

–Hay una necesidad de los artistas de seguir expresándonos. Los teatros institucionales están saturados, los comerciales atraen público con otro corte, las rentas son caras y es otro tipo de creador que lo hace.

“Ahora creo que vienen muchos foros pequeños, como Carretera 45, El Foro El Bicho, son muy necesarios. Se trata de grupos pequeños. Rose, de Martín Sherman, es un monologo que presento en casas.”

Apuesta a “que no nos detenga la economía o esperar un presupuesto o a que se desocupe un teatro”. La importancia de realizar El espejo 2 es que “volvemos a experimentar a Carballido”, para cuestionarse: “¿Cómo hacer esta farsa que no sea demasiado estereotipada?, ¿cómo buscar una estética moderna?, ¿cómo no caer en evidencias con los actores?”. Y eso, justamente, “es lo que nos enriquece”.

Singer en “Dificultades”

Según Novelo, los directores escogieron las obras que iban a trabajar. Por ello se le pregunta a Enrique Singer por qué escogió Dificultades:

“Es una obra  desconocida. Tiene un tono distinto a las demás. Me gusta mucho el dolor de la obra y me parece totalmente contemporánea. El personaje es un maestro. El nivel de dolor y de frustración es lo que está pasando en México. Y dije: ¡es la obra que hay que poner!”

Este homenaje a Carballido, a decir suyo,  tiene varias aportaciones:

“Es un mosaico de obras que va a permitir conocer distintos ángulos de su propia reflexión sobre el Distrito Federal. Me parece interesante conocer más al autor, además de reflexionar sobre nuestra realidad, y Carballido lo hacía muy bien.”

Argumenta que Microteatro “acompleta al teatro mexicano” pues le encanta que haya todo tipo de montajes, “soy un defensor a ultranza de la diversidad, me parece que la riqueza está en la diversidad”, subraya. Y en torno a los directores que intervienen, Singer opina que es interesante “efectuar también una revisión y que sea la óptica de una generación con sus añadidos acerca de un autor muy controversial como Carballido. Ya quiero ver todas (las obras)”.

Arte de la síntesis

Hace 38 años, Juan Ignacio Aranda, hijo de Ignacio López Tarso, interpretó Paso de madrugada, cuando estudiaba en el Centro de Arte Dramático Asociación Civil, de Héctor Azar:

“Fue en Salinas, San Luis Potosí. Estaba Mauricio Jiménez y un grupo de actores. En realidad, montamos dos obras de Carballido y Paso de madrugada es una farsa muy divertida, fue muy bonita la experiencia. Ahora, Mauricio Jiménez gentilmente me habló y me dijo que debíamos montar de nuevo esta obra corta, y por qué no. El reto escénico es hacer una obra corta de Carballido en un espacio muy limitado, de 15 metros cuadrados, van a entrar sólo 15 espectadores, la obra se va a representar en 15 minutos, y 6 veces seguidas al día, con una diferencia de media hora.

“Nos mueve el deseo de hacer a este gran dramaturgo mexicano. Yo crecí con Carballido, he visto el teatro de Carballido, hice Rosalba y los llaveros. Es un autor muy prolífico que ha sabido reflejar al mexicano. Mauricio Jiménez es un director con un curricular escénico muy grande y así como él, hay muy buenos directores en este proyecto.”

Lo que le falta al teatro mexicano empieza con “p”, manifiesta:

“Público. Existe una gran cantidad de teatro, la oferta es enorme pero lo que falta es público. Interviene la inseguridad, la complicación de transportarse en esta ciudad, sale uno de su casa una media hora antes y te agarra la marcha o el tráfico, ¡y ya te fregaste! La gente se queja mucho de lo caro que es el teatro, pero ya no se pueden bajar más los precios, los actores  no podemos cobrar menos de lo que cobramos.”

Lumi Cavazos actúa en El censo y expresa a Proceso que le impulsó a ser parte de Microteatro México “la profunda admiración que tengo al maestro Carballido”. Le parece muy buena idea reunir estas obras cortas suyas (“no se había hecho nunca, para rendirle homenaje y también, reflexionar sobre la Ciudad de México, estoy contenta y orgullosa de formar parte en esta celebración”). Explica que El censo es bastante divertida:

“Trata de la historia de dos costureras y un censor que llega a empadronarlas; pero ellas, entre la ignorancia y el miedo de que las obliguen a pagar impuestos, porque tienen su negocio pequeño con el que apenas sacan para comer, se la pasan tratando de ocultar a lo que se dedican. Intentan distraer al enemigo, ¡cuando éste solo va a realizar un censo!”

Asegura que “el Microteatro dentro de la oferta teatral de nuestra ciudad, viene a dar frescura”; mientras que a su vez el joven Kristyan Ferrer apunta que “deseaba descubrir y conquistar” el Microteatro:

“Dificultades, dirigida por Enrique Singer, me parece una maravilla.  Enrique es un gran director, una persona súper talentosa y tiene un análisis sobre el texto maravilloso. Eso motiva.”

Narra que su personaje, Eugenio, es “muy intenso, este chico está en una situación límite, es una víctima más del sistem, el cual no ha cambiado nada, nos encontramos en la misma situación. Me sorprende que no se tuvo que actualizar el texto porque no hace falta”.

Y define el Microteatro:

“Es el arte de la síntesis. Una obra de 15 minutos tiene que hacerle llegar un mensaje al público. Me parece muy interesante.”

Andrea Novelo complementa que al Microteatro le va bien, “tanto, que ya hay conceptos que retoman nuestro formato.”  

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios