Las guerras de “El Mencho”

Nemesio "El Mencho" Oceguera, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación. Foto: Especial

En sólo una década, Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, se convirtió en el líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación, hoy por hoy la organización criminal  más poderosa de México. Durante ese periodo, el capo oriundo de una comunidad del municipio de Aguililla, Michoacán, supo tejer alianzas circunstanciales con organizaciones rivales, meter el hombro a sus paisanos, suplir a los capos caídos y luego, tras una derrota, replegarse a Jalisco. Hoy, tiene en jaque a varias entidades y la furia de su organización parece no tener límite.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Considerado el grupo criminal más fuerte de México, por encima incluso de las agrupaciones históricas del Pacífico y el Golfo de México, el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)  tiene raíces en Michoacán. Sus líderes, Nemesio Oseguera Cervantes y Rubén Oseguera González –El Mencho y El Menchito, respectivamente–, así como sus parientes Abigael y José González Valencia, Los Cuinis, son oriundos de Tierra Caliente.

Durante años, todos ellos mantuvieron un bajo perfil, lo que les ayudó a fortalecerse. Y cuando las autoridades federales arremetieron contra Los Caballeros Templarios, tomaron su lugar y ampliaron su negocio hasta Sudamérica y Asia, de acuerdo con los testimonios recogidos por Proceso en Michoacán.

En 2005, por ejemplo, El Mencho se alió con el Cártel de Sinaloa para disputarle el terreno a Los Zetas. Esa guerra se extiende hasta ahora, esta vez con el CJNG, cuyos sicarios empiezan a imponer su ley en Jalisco, Colima, Nayarit, Michoacán, Guanajuato y Veracruz, principalmente, consideran los entrevistados, quienes piden el anonimato.

La jornada de violencia criminal del viernes 1 en más de una treintena de municipios jaliscienses, según ellos, fue para demostrar el poderío del CJNG al gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, a quien presuntamente apoyó la organización del Mencho durante su campaña electoral de 2012.

Versiones periodísticas indican que Sandoval Díaz tuvo vínculos con el CJNG y el Cártel de Sinaloa ese año, a través de José Luis Tony Duarte, con quien tuvo nexos desde que fue presidente municipal de Guadalajara. En esa etapa incluso Rocío Duarte Contreras, hija de Tony, fue directora de estacionamientos en la capital tapatía.

Además, según la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDCS/084/2003, un hermano de Tony, Juan Jorge Duarte Reyes, fue detenido al ser descubierto con un cargamento del metanfetaminas (Proceso 1832). Otro funcionario con presuntos vínculos con esa agrupación es el fiscal general de Jalisco, Luis Carlos Nájera.

El disgusto contra Sandoval Díaz –refieren las fuentes consultadas– se debe a que retiró el apoyo al CJNG y por la detención del Menchito, el 30 de enero de 2014 en Guadalajara, y la del Cuini, el 2 de marzo último en Puerto Vallarta. Dicen, también, que la Operación Jalisco tiene como objetivo capturar al Mencho, lo que el cártel considera una traición.

(Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 2010, ya en circulación)

Load More