Se encuentran graves seis niños por vacunas en Chiapas: IMSS

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó anoche en un comunicado que los 29 menores que tuvieron reacciones adversas presuntamente asociadas a la aplicación de vacunas continúan hospitalizados, de los cuales 23 están estables y seis se encuentran graves.

Agregó que esa institución y la Secretaría de Salud del estado están colaborando intensamente para otorgar la mejor atención médica a los menores.

Ante este escenario, ya se encuentra en el lugar un equipo encabezado por el director médico del Instituto, el responsable de Epidemiología Nacional, la directora del Programa IMSS Prospera, el jefe de las Delegaciones, la responsable de Atención a los Derechohabientes y especialistas en vacunación y toxicología.

Y que por parte de la Secretaría de Salud Federal ha llegado a Chiapas personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), así como personal de la Secretaría de Salud del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia. Las dependencias federales están trabajando en estrecha coordinación con las autoridades estatales.

Señala el IMSS que se estableció contacto directo con los familiares de los 29 menores hospitalizados para darles todas las facilidades que requieran y que continúan con la investigación a la vez que únicamente se ha suspendido, de manera preventiva, la aplicación de vacunas de los lotes en cuestión: tuberculosis, rotavirus, pentavalente y hepatitis B.

Inicia queja la CNDH

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio tras la muerte de dos bebés y cerca de 30 que permanecen internados en un hospital de Tuxtla Gutiérrez, luego de que personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) les aplicara una vacuna el viernes pasado en la comunidad La Pimienta, municipio de Simojovel.

La CNDH indicó en un comunicado que el ombudsman Luis Raúl González Pérez instruyó el inicio de una investigación por el caso de niñas y niños de las comunidades indígenas La Pimienta, San José y San Antonio, del municipio de Simojovel, Chiapas, que tras ser vacunados por un médico de la clínica del IMSS presentaron reacciones alérgicas. Dos de ellos, de no más de 30 días de nacido, ya fallecieron y el resto se encuentra bajo observación.

Al conocer de los hechos, dispuso que visitadores adjuntos se trasladaran a dichas comunidades y a los hospitales dispuestos por la Secretaría de Salud de Chiapas para la atención de las niñas y niños.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el director general del IMSS, José Antonio González Anaya, establecieron comunicación, y este último informó que ya se envió de inmediato una brigada médica para atender la situación y conocer las causas.

La CNDH señaló que dará seguimiento puntual a los acontecimientos y, en su oportunidad, emitirá la determinación que proceda conforme a derecho.

Comentarios

Load More