Caravana yaqui llama a oaxaqueños a defender agua y territorio

OAXACA, Oax. (apro).- La Caravana Nacional por la Defensa del Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida, encabezada por la tribu yaqui, llegó al Istmo de Tehuantepec, donde sus integrantes fueron recibidos por indígenas mixes, zapotecos y huaves, quienes también mantienen una lucha contra proyectos transnacionales que han roto el tejido comunitario.

La caravana hizo su primera escala en Matías Romero, continuó en Juchitán y finalmente llegó al municipio de San Dionisio del Mar, donde fueron recibidos por integrantes de la Asamblea Popular del Pueblo Huave.

Después de recorrer los estados de Chiapas, Tabasco y Veracruz, la caravana yaqui llegó alrededor de las 11:00 horas al Centro Agroecológico Yakjxonax (Tierra Bonita) que se ubica en el Polvorín, Petapa.

Proveniente de Acayucan, Veracruz, la caravana encabezada por el comandante Molina fue recibida por maestros de la sección 22.

Luego participaron en una marcha en Matías Romero para protestar en las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), donde realizaron un mitin y acusaron los abusos que comete esta empresa, al tiempo que denunciaron la criminalización que promueve en contra de luchadores sociales.

Por su parte, el representante de la tribu yaqui llamó a pueblos y organizaciones a defender el agua y el territorio de los pueblos originarios y a luchar de manera unificada en defensa de sus derechos.

Mientras, el representante del Sindicato Mexicano de Electricistas, Hugo Ortega, denunció cómo miles de familias han perdido su fuente de ingresos y alertó sobre el significado de las reformas estructurales que sólo provocan la privatización del patrimonio nacional y el empobrecimiento del pueblo.

En tanto en la colonia Oaxaqueña, un asentamiento urbano habitado por familias mixes, fueron retenidas dos camionetas de la CFE por realizar un operativo de corte masivo de energía y, ante la amenaza de incendiarlas, los trabajadores decidieron reconectar el servicio.

Ya en Juchitán, los inconformes yaquis fueron recibidos por defensores de la tierra y el territorio y posteriormente se trasladaron a San Dionisio del Mar.

En 2013 la SCJN falló contra la autorización de la manifestación de impacto ambiental que la Semarnat otorgó al gobierno de Sonora para construir el acueducto Independencia, con el cual se llevará agua de la cuenca del río Yaqui hacia Hermosillo.

La Semarnat emitió el permiso sin cumplir la obligación legal de informar, consultar y buscar el consentimiento de las comunidades indígenas, recordaron el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz) y otras decenas de organizaciones.

Comentarios

Load More