No “Tienen este mes para largarse”

A principios de la semana pasada el gobernador Aristóteles Sandoval se reunió con 15 alcaldes en El Grullo para abordar la situación en la entidad y avisarles sobre la presencia de las fuerzas federales en el combate al Cártel de Jalisco Nueva Generación. Y aunque intentó minimizar la situación por la que atraviesa la entidad, la prensa internacional comienza a hablar de la alta peligrosidad de la organización que encabeza El Mencho –quien dio un mes de plazo a las tropas del Ejército para que abandonen Autlán–, los tapatíos salieron a las calles a pedir por la paz. El jueves 14 diversas organizaciones sociales convocaron a otra marcha silenciosa en la Ciudad de México para el domingo 31.

El ultimátum lanzado por los integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) a los militares siete días después de la jornada de violencia del viernes 1, en el que les daban un plazo de 30 días para salir de Autlán de Navarro o resignarse a un nuevo derramamiento de sangre, obligó a las autoridades a reforzar la alerta roja en ese entorno, así como en la región del sur y la costa jalisciense.
El aviso llegó en una manta colocada en el enrejado de la Escuela Primaria Chapultepec, concretamente en la plaza cívica General Marcelino García Barragán –exgobernador de Jalisco y exsecretario de la Defensa Nacional–, donde se ubica el monumento a los Niños Héroes, justo al ingreso norte de Autlán, por la carretera 80 Guadalajara-Barra de Navidad.
Los narcos advirten a los soldados que los matarán a todos si permanecen en la zona después del plazo determinado por ellos. El 24, El 7, Japo y Vaquero, supuestos “dueños de la plaza”, firman el intimidante mensaje, escrito con tinta negra:

“Esta manta es para los guachos, queremos que se retiren de Autlán, tienen este mes para largarse, de lo contario actuaremos en contra de ustedes, mataremos a cada militar que veamos en la calle”.
Al final, en letras rojas, la firma: “Atte: Cartel de Jalisco Nueva Generación” y los cuatro nombres.
A partir de ese día, uno de los retenes que se encontraba a varios kilómetros de Au­t­lán, en el crucero al poblado de Ahuacapán, al pie de la Sierra del Perote y Manantlán, fue removido hacia el acceso sur y el libramiento de la carretera 80; incluso se colocó uno más de refuerzo sobre la segunda vía.
El domingo 10 volvieron los sobrevuelos de helicópteros artillados a Villa Purificación –a 60 kilómetros de Autlán–, ahora sí con apoyo terrestre de infantería y unidades blindadas, lo que no ocurrió el viernes 1 durante la persecución de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho.
Esa falla logística mostró la vulnerabilidad del helicóptero Cougar matrícula 1009 que transportaba a 18 elementos de élite que iban tras el líder del CJNG al arranque de la Operación Jalisco.
El lunes 11, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz fue a El Grullo y se reunió con 15 alcaldes de las regiones de la Costa Sur y Sierra de Amula en las instalaciones del Club de Leones, uno de los centros de operación del Mencho, según los lugareños.
Al encuentro, que duró cuatro horas, asistieron el titular de la Operación Jalisco y comandante de la V Región Militar, Miguel Gustavo González Cruz; el secretario general de Gobierno, Roberto López, y el delegado de la PGR en Jalisco, Raúl Martínez.
Fuera del inmueble decenas de policías montaron un dispositivo de seguridad que incluyó francotiradores, desplegados en las azoteas de los edificios cercanos, coordinados por el fiscal general Luis Carlos Nájera Velasco y el comisionado de Seguridad Pública Alejandro Solorio Aréchiga.
La entrada a la cabecera municipal estuvo custodiada también por un retén militar bien artillado, apoyado por un tanque ligero blindado.
Al final, los reporteros se enteraron de que el mandatario expuso a los alcaldes que la Fuerza Única intervendrá en sus municipios para neutralizar las infiltraciones del narco en los cuerpos policiacos locales. El gobierno estatal, les dijo, analiza a todas las corporaciones policiacas, pero no habló de posibles acuerdos con los alcaldes.
Trascendió también que Sandoval Díaz tuvo encuentros privados con cada uno de los alcaldes convocados a El Grullo.

Las críticas

Varios lugareños manifestaron su inconformidad por la presencia del mandatario y sus colaboradores. El hecho de que se hayan metido en una de las madrigueras del Mencho no significa que ya resolvieron la violencia e inseguridad en la región, comentaron a los reporteros.
Es muy probable, dicen, que los alcaldes no se hayan abierto de capa con Sandoval para contarle lo que pasa en la región; algunos de ellos incluso desconocen cómo contacta la maña a sus colaboradores. “Eso los inhibe para hablar claro, sobre todo en este lugar”, aseguró uno de los habitantes de El Grullo.
El martes 12 El Informador publicó un reportaje en el que uno de los entrevistados comentó: “Es común escuchar que El Mencho ha estado en restaurantes de la plaza principal (de El Grullo) comiendo a la vista de todos. (Lo han visto) recorrer las calles e incluso utilizar los servicios médicos”.
A propósito de la Operación Jalisco, la exdelegada de Gobernación en la entidad y exvocera del PAN, Rocío Morgan Franco, expresó que la situación que se vive en la Costa Sur y en la Región Sierra de Amula hace prever un encontronazo.
El propio Sandoval, pese a minimizar los acontecimientos de las últimas semanas, admite la posibilidad de nuevos actos de violencia. Y el CJNG mantiene su desafío, pese a la Operación Jalisco, que concentra a 11 mil soldados bien pertrechados, así como agentes de la Policía Federal y de la Procuraduría General de la República.
Los militares y policías se encuentran en 15 municipios: Autlán, El Grullo, Ayu-tla, Ejutla, Tonaya, El Limón, Tolimán, Zapotitlán, San Gabriel, Juchitlán, Sayula, Unión de Tula, Villa Purificación, Casimiro Castillo y San Sebastián del Oeste. En este último, el CJNG ejecutó a 15 integrantes de la Fuerza Única Regional el pasado 6 de abril.
Según Morgan Franco, Sandoval Díaz padece el “síndrome de negación de la realidad”. Los hechos del “M1” –como denominan los lugareños a lo ocurrido el Día del Trabajo– superan a su gobierno y obligan a la intervención de las autoridades federales en Jalisco, a sólo un mes de que se realicen los comicios intermedios.
“A nosotros no se nos ha dicho qué implicaciones tiene la Operación Jalisco; hay incertidumbre para los ciudadanos, muchas dudas sobre lo que va a pasar. Con esta intervención del gobierno federal pedimos que, al menos, nos digan de qué se trata.
“El día de los narcobloqueos quienes estuvieron informando fueron los usuarios de las redes sociales, aunque era evidente que quien debía tomar la batuta desde el principio era el gobierno del estado. Muy tarde apareció el gobernador para decir: ‘No hagan caso de las redes sociales y atiendan lo que se informa en las cuentas oficiales. Pero, ¿cómo hacerlo, si el gobierno no informó de manera oportuna?”, sostiene Morgan Franco.
Sandoval redujo la violencia del “M1” a “simples actos de vandalismo” encabezados por personas drogadas a las que les pagaron entre 500 y mil pesos, según declaró el jueves 7 al ser entrevistado en el marco del Foro Económico Mundial en Quintana Roo.
Ese mismo día comenzó a circular en internet una carta atribuida al Mencho en la que el jefe del CJNG asegura que sus sicarios derribaron tres helicópteros de las Fuerzas Armadas, aunque no aporta ningún dato. Las aeronaves supuestamente fueron atacadas en la zona serrana de Jalisco.

¿Qué hacer?

En 2009, el analista Edgardo Buscaglia, experto en asuntos de seguridad pública, advirtió sobre el creciente poderío de las bandas criminales en México, particularmente en Jalisco, y de los riesgos que ello implica para la población. Incluso habló de la posibilidad de que el siguiente paso fuera el derribo de aeronaves de las Fuerzas Armadas.
El pronóstico se cumplió el viernes 1 en las inmediaciones de Villa Purificación, Jalisco. Y el lunes 11 en las inmediaciones del poblado Tubares, municipio de Urique, Chihuahua, donde presuntos narcos derribaron una avioneta Cessna 2006. La Fiscalía General de Chihuahua confirmó la muerte de seis personas.
En el caso del viernes 1, el comisionado de Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido García, expuso que los sicarios usaron un lanzacohetes de fabricación soviética tipo rocket-propelled grenade (RPG).
Consultado al respecto, un oficial de las Fuerzas Armadas retirado asegura que ese artefacto –un simple tubo de poliducto– lo usan con frecuencia grupos radicales o terroristas y sólo tiene efectividad en enfrentamientos de corto alcance. Quien disparó contra el Cougar matrícula 1009, dice, sabía utilizar el lanzacohetes, de ahí que haya impactado el rotor trasero de la aeronave.
Según el entrevistado, deben investigarse las inconsistencias en materia de protocolos militares, pues hasta ahora ninguna autoridad ha aclarado por qué la mañana del viernes 1 no hubo apoyo terrestre para las aeronaves militares.
Salvador Cosío Gaona, dirigente de Conciencia Cívica, advierte que la presencia de tropas del Ejército y agentes federales en diferentes zonas de Jalisco mantiene a la población civil en la zozobra. Y eso que la lucha apenas comienza.
“El armamento que utiliza ese grupo (el CJNG) –dice– es de guerra. El helicóptero que tumbaron es una nave de guerra, es un blindado. Hoy, la guerra se concentra en ese cártel que está demostrando organización, fuerza y gran capacidad de ataque. Se requiere de acciones fuertes en favor de Jalisco.”
Para Cosío Gaona, las preguntas que se imponen son: ¿van a tomar el toro por los cuernos las fuerzas federales?, ¿lo harán al 100%?, ¿van a avisarle a las autoridades locales sobre los operativos ante acciones como la del viernes 1 para proteger las instalaciones estratégicas, como carreteras, estaciones de suministro de combustible y bancos?
Y aunque el gobernador Aristóteles Sandoval intenta minimizar la crítica situación por la que atraviesa Jalisco, diarios como El País y The Wall Street Journal informaron la semana pasada que el CJNG es el cártel más peligroso de México, mientras la sociedad sale a las calles.
Así lo hicieron en Guadalajara el sábado 9 por la tarde mil 500 personas. Iban vestidas de blanco y su propósito fue, según comentaron, pedir por la paz en la entidad; algunos dijeron a los reporteros que participaban por primera vez en una movilización de ese tipo.
Augusto Valencia, quien pidió licencia como regidor en Zapopan para buscar una diputación local, declaró que del viernes 8 al domingo 10 se reportaron 13 homicidios en la zona metropolitana de Guadalajara
El jueves 14, organizaciones civiles encabezadas por el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal convocaron a “La marcha silenciosa por la paz en Jalisco y en México”, que partirá a las 10:00 horas del Ángel de la Independencia hacia el Campo Marte.
En conferencia de prensa, el presidente del Consejo Ciudadano, José Antonio Ortega, expuso que “México es más grande que ellos (los del CJNG); queremos paz, no podemos seguir sometidos”.
También pidió a los gobernadores “dejar de nadar de muertito” y les exigió comprometerse con su trabajo. En el caso de Aristóteles Sandoval, expresó, debe ver que los grupos del crimen organizado están operando en esa entidad y eso no es sólo responsabilidad de administraciones pasadas.

Comentarios