Piden a Manuel Velasco mediar por 4 detenidos por disputa en Chimalapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Campesinos que mantienen una disputa de tierras con comuneros zoques de Santa María Chimalapas, pidieron esta noche al gobierno estatal su intervención para liberar a cuatro compañeros capturados el lunes pasado por indígenas oaxaqueños que reclaman un predio en los límites de ambas entidades.

Enrique Luna Salinas, propietario del predio de 100 hectáreas “La Hondonada San Marcos”, informó que cuatro de sus compañeros fueron desalojados a balazos y capturados por indígenas zoques comuneros de Santa María Chimalapas y llevados con rumbo desconocido.

Desde hace 20 años, agregó, tiene en el régimen de pequeña propiedad “La Hondonada San Marcos”, ubicada del lado chiapaneco. Sin embargo, añadió, los comuneros de Santa María Chimalapas, en particular miembros de la comunidad San Antonio, la reclaman como suya.

Entrevistado en el municipio de Cintalapa, Luna Salinas informó que sus compañeros son Mario Alfonso Ramírez Clemente, Gabriel Ángel Mendoza Ramírez, Carlos Hernández y Enrique Molina Hernández, éste último fue reportado como herido de bala.

Al momento de su captura, dijo, los cuatro trabajaban en las parcelas para sembrar maíz, frijol y tomate, cuando fueron sorprendidos por un grupo armado proveniente de San Antonio Chimalapas.

El campesino identificó como líderes comuneros zoques a Abraham Pérez y Amadeo Pérez, quienes encabezaron el operativo de desalojo.

Por la noche, los campesinos enviaron una comisión a la capital del estado de Chiapas para pedir al gobierno estatal su intervención urgente en el conflicto para liberar a los detenidos.

A Tuxtla viajaron Obed Cruz Santiago y Juan de Dios Márquez Clemente, para pedir al gobernador Manuel Velasco y a su secretario de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, que pongan fin al conflicto que por varias décadas han sostenido los ejidatarios chiapanecos con los comuneros oaxaqueños.

Tras una resolución presidencial de 1967, los comuneros de Santa María Chimalapas fueron favorecidos por miles de hectáreas del gobierno federal en los límites de Chiapas y Oaxaca, lo que causó conflicto por resoluciones anteriores y posesiones de predios que previamente existían.

 

Load More