Madre de Cristopher acusa al equipo de Laura Bozzo de hostigamiento

CHIHUAHUA, Chih., (apro).- Este viernes Tania Concepción Mora Alvarado, madre de Christopher Raymundo Márquez Mora, el niño de 6 años asesinado por cinco adolescentes el jueves 14, acusó al equipo de Laura Bozzo de abuso de confianza y hostigamiento.

Antes de ello, la mujer renunció al presunto “apoyo” que le ofreció la producción de Bozzo y retomó la defensa del abogado anterior.

Tania había convocado a las dos de la tarde a rueda de prensa en la casa de su mamá, pero debido a que afuera se encontraba el equipo de la conductora peruana, decidió cambiar el lugar a una televisora local, razón por la que acudieron pocos medios de comunicación.

Ahí explicó que las cámaras de “la señorita Laura” la mantienen vigilada, pues incluso se instalaron sobre un puente cerca de la casa de su mamá, y desde ahí graban el interior de la vivienda, invadiendo su privacidad.

En otro momento, rompieron una ventana de la casa de Laderas de San Guillermo para captar imágenes interiores.

Y en el domicilio de su mamá, una vez que abrió una ventana, grabaron el interior de la casa cuando no se les autorizó a ello.

También contó que apenas salía de su casa cuando notaba que las cámaras la seguían, se sentía hostigada.

La madre de Cristopher no descartó proceder legalmente contra Bozzo por abuso de confianza y hostigamiento, mientras que su abogado Víctor Alonso Tadeo Solano aseveró que sí lo harán. Ella reconoció que fue un error haber solicitado el apoyo de la producción de Bozzo.

Para Tania, el objetivo del talk show era revictimizarla, pero ella hizo la promesa a su hijo mayor cuando lo asesinaron que iba a ser fuerte, no iba a buscar lástima y que le haría justicia.

Luego manifestó a los medios que por la situación que vive casi no duerme, y menos al sentirse hostigada por el equipo de Laura Bozzo, debido a que ya no puede asomarme por la ventana porque se colocaron arriba del puente para tomar imágenes.

Justificó que solicitaron el apoyo de Laura Bozzo por recomendación de su familia.

Mora Alvarado confirmó que ya prescindió del abogado Juan Carlos Cárdenas Domínguez, del equipo de Laura Bozzo, por la misma situación.

Además, aseveró que con ese abogado no la dejaron ingresar a la audiencia de formulación de la imputación el jueves pasado.

Y es que Juan Carlos Cárdenas ni siquiera estuvo autorizado por la Fiscalía General del Estado como abogado coadyuvante.

Entrevistado afuera de la casa de la mamá de Tania, Cárdenas Domínguez aseguró que, gracias a ellos, la FGE le respetó a Tania el derecho de audiencia para que pudiera ingresar, pero ella desmintió al litigante y dijo que no entraron porque, al ver a los cinco homicidas de su hijo, no soportó el hecho ni se contuvo y debió salir.

Cárdenas no pudo explicar dónde se capacitó para participar en el sistema penal acusatorio que se aplica en Chihuahua y, al cuestionarle si estaba autorizado como coadyuvante, respondió que ya no daría más información por el bien del caso que maneja datos reservados.

Por su parte, la madre de Cristopher refirió que ella ya no convivía con la familia de los tres hermanos agresores desde hace dos o tres meses. Y coincidió con los vecinos en que los adolescentes “eran vagos y hacían cosas que no debían”.

A ella le informó del asesinato de su hijo uno de los adolescentes de 15 años, David. Contó que llegó a su casa un policía de Aquiles Serdán y le dijo: “’Homicidio’, y yo salí. Le pregunté a David qué estaba pasando, y me dijo ‘No le puedo decir’. Le dije ‘es que te estoy preguntando, dime’ y me respondió que ‘ya confesamos que matamos a Raymundo”.

Confesó que se puso nerviosa y quería “agarrarlos” pero la detuvieron. “Me dijeron ‘tranquilícese y váyase a su casa, aún no sabemos si es el niño o no”.

Para Tania su vida sigue y debe luchar por sus otros dos hijos.

El equipo de producción de la peruana permanece en Chihuahua. Esta tarde estaban aún afuera de la casa de la mamá de Tania, ya que Cárdenas aseguró que quedaron de ir al Ministerio Público.

El abogado dijo que a él le paga Televisa su sueldo y todos los viáticos y siguen en la ciudad porque quieren ayudar a la familia y “exigir justicia ante un acto tan grave”.

Comentarios