Ley seca pega a más de 8 mil 500 comercios, deplora Canacope-Servytur

MÉXICO, D.F. (apro).- Los pequeños comercios de la Ciudad de México se mostraron molestos por la implementación de la “ley seca”, ya que al menos el sector restaurantero dejará de ingresar unos 500 millones de pesos.

En rueda de prensa, representantes de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur) pidieron a las autoridades retirar la medida, por lo menos, el sábado 6, pues de lo contrario, “todos los restaurantes-bar de la capital tendrían que cerrar sus puertas el fin de semana”.

“La medida representa una pérdida económica tremenda para nuestro país, y en especial para los vinateros. Hemos estado solicitando a nuestro jefe de gobierno que nos quiten la ley seca y nuevamente nos la vuelven a aplicar”.

Los restauranteros y otros comercios han sido afectados en el último año por los centenares de manifestaciones, mítines y marchas, por lo que se han visto obligados a bajar sus cortinas. Esta vez la “ley seca”, con motivo de la jornada electoral, también los afectará.

El líder de la Canacope-Servytur, Gerardo López Becerra, aclaró que la “ley seca” ya estaba considerada con antelación, pero “la sorpresa fue la aplicación de dicha medida un día adicional, el sábado 6.

Luego criticó que la medida carece ya de efecto, porque mientras se regula al comercio establecido, surge el informal, el cual continúa con las ventas, lo que potencializa e incrementa la corrupción, así como la ilegalidad.

“En una sociedad madura como la capital del país, la ‘ley seca’ ya es innecesaria, aunado a que su aplicación sabatina impactará a más de 88 mil 500 comercios, desde pequeñas tiendas de abarrotes, vinaterías, bares, hoteles, boliches y centros de diversión”.

López Becerra sentenció que “la aplicación de esta medida –y más en una jornada futbolera– parece un castigo, por lo que se debe permitir a los comercios tener actividades normales el fin de semana, particularmente el próximo sábado”.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More