“El Penacho de Moctezuma”

El Ariel al Mejor Documental otorgado este año a El penacho de Moctezuma le da nuevo aire a la obra. Encuentra difusión múltiple en TV UNAM, también repiten programas que la aluden, por ejemplo Revista de la Universidad, grabado en 2014. A su vez Canal 30 despliega en distintos horarios el video.  Se trata de una coproducción entre el Canal de los universitarios, OPMA y ORF (radio televisora austriaca).

Dirige Jaime Kuri.  El guión fue elaborado en conjunto entre el documentalista y María Olvido Moreno Guzmán, investigadora del Instituto de Estéticas de la UNAM, quien estuvo a cargo de los trabajos de limpieza y restauración del penacho. También escribió un libro que da cuenta de sus hallazgos.

Más allá de la polémica que despierta el que un objeto de arte plumario único en el mundo no se encuentre en la tierra de donde es originario, sino en un museo extranjero, el  audiovisual muestra el proceso de colaboración científica entre expertos vieneses y mexicanos. Primero se elaboró un “protocolo de restauración”, y a lo largo de tres años, entre 2010 y 1012, se hizo el trabajo. Participaron biólogos de la UNAM especialistas en fibras, para determinar de qué estaban hechos los hilos del tocado y cuáles eran las mejores opciones para restablecerlo, amarrar las plumas, mantener en su lugar las medias lunas y los discos de metal. Ingenieros también de la UNAM ayudaron a que la exhibición del penacho se hiciera de tal manera que evitara las vibraciones.

Por parte de los austriacos intervinieron restauradores, directores del Museo Etnográfico de Viena y técnicos encargados de apoyar las labores de limpieza y reconstitución de un penacho que tiene 500 años de haber sido elaborado.

Los materiales son orgánicos y su envejecimiento es inevitable, las miles de plumas combinadas con adornos de oro, plata y cobre hablan de una “ingeniería plumaria” muy fina a lado de una metalurgia prehispánica de primera calidad. Moreno Guzmán asegura que la intervención realizada hará que la pieza pueda sobrevivir otros quinientos años para disfrute de las generaciones venideras. Si bien es mexicana por su origen debe considerarse ya patrimonio de la humanidad. Es necesario no moverla por ahora para evitar que se exponga a vibraciones que la dañan, por lo cual es conveniente que permanezca en el Museo del Mundo de Viena en donde puede ser admirada por todos sus ángulos en su nueva vitrina colocada a 22 grados. Los mexicanos no pagan entrada.

El documental fue realizado con recursos de TV UNAM y de OPMA, aunque cuando se obtuvieron los permisos para grabar en la capital austriaca, la radiodifusión pública se interesó, apoyando a Kuri para que pudiese fotografiar otros objetos hechos con plumas resguardados en diferentes museos de Austria. Se le proporcionaron cámaras y aparatos.

Por todo lo anterior se trata de una auténtica obra binacional.

Comentarios

Load More