Renovación de comisiones desnuda control del PRI sobre el INE

Decisión del Congreso local es anticonstitucional, suprime decisiones jurisdiccionales y atenta contra la misma elección del pasado 2 de junio, aseguró la consejera Pamela San Martín Foto: Eduardo Mirandaa Decisión del Congreso local es anticonstitucional, suprime decisiones jurisdiccionales y atenta contra la misma elección del pasado 2 de junio, aseguró la consejera Pamela San Martín Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- La renovación que por ley se debe realizar cada año de las comisiones permanentes y temporales del INE reeditó el debate sobre el control que tiene el PRI sobre esta autoridad electoral, hecho que fue denunciado por representantes de siete partidos y que también confirmó el consejero Roberto Ruiz Saldaña.

El debate comenzó cuando, a propuesta del consejero presidente Lorenzo Córdova, se sometió a votación el proyecto de acuerdo por el que se modifican estas comisiones y se crea la Comisión Temporal de Presupuesto.

Ruiz Saldaña reveló en ese momento que, en 2014, los consejeros acordaron cambiar a los cuatro integrantes de cada comisión, y ahora la modificación fue sólo rotar la presidencia de cada una.

El proyecto se aprobó por 10 votos a favor y el voto en contra de Ruiz Saldaña, después de casi tres horas de discusión. En ese lapso, el consejero electoral explotó contra sus similares, a quienes tachó de cínicos por incumplir el acuerdo del año pasado.

Roberto Ruiz argumentó que se habían comprometido a renovar la Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs), encabezada por el consejero Marco Antonio Baños.

El acuerdo, detalló, era nombrar a consejeros electorales diferentes, pero al final sólo se les cambió de posición. Así, Baños presidirá el Servicio Profesional Electoral.

“No pueden negar, a menos que quisieran proseguir con su desvergüenza, que el compromiso que sirvió para destrabar hace un año la integración de dicha comisión fue que cuatro integrantes estarían un año y luego cuatro distintos integrantes estaríamos otro año. El mérito de la renovación total anual fue ampliamente compartido, como ahora lo es el cinismo en el desconocimiento de la palabra dada”, denució Ruiz Saldaña.

En su opinión, el proyecto no fue modificado sino incumplido por los actuales cuatro integrantes, pues debieron renunciar, aunque sólo se rotaron por querer cuidar la “mala” imagen de Baños, ahora expresidente de esa comisión que será sustituido por el consejero Arturo Sánchez.

“Si lo anterior es preocupante, más todavía lo es el proceder del consejero Marco Baños, quien ejerce funciones metarreglamentarias metalegales en este instituto. Una interrogante válida es si los partidos políticos desean ir al 2018 en esas condiciones”, acusó.

En respuesta, el consejero Ciro Murayama reviró: “¿Cuándo acordaron que él sería uno de los integrantes?” Ruiz Saldaña respondió que lo sostuvo en la llamada Mesa de Consejeros y no fue acordado que fuera nadie en específico. “A usted le consta que simplemente aspiraba”, espetó.

El ríspido debate fue retomado por los representantes de los partidos políticos.

En su turno, el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte, llamó la atención en la falta de respuesta de los consejeros a los reclamos de Ruiz Saldaña, pues parte de la discusión es saber con qué autoridad electoral enfrentarán la elección presidencial, de senadores y diputados federales en 2018.

Reclamó que los OPLEs “están dañados, tocados por no tener verdaderamente independencia”, empezando por los escándalos de sus aumentos salariales, la designación de los órganos distritales y municipales “por listas pactadas”, así como desde votaciones para proteger a un partido en las plurinominales “y mantener órganos que no tienen razón de ser en los estados, ya con la reforma electoral vigente, pero que significan, valga la expresión ‘chambas’, repartición de cuotas entre grupos políticos locales”.

También fustigó la responsabilidad del INE en la actuación de los OPLEs. Además, pidió formular una acusación institucional a la acusación que Ruiz Saldaña hizo al consejero Baños, acción que –señaló– debe recaer en el consejero presidente, Lorenzo Córdova, quien se debe asumir como el conductor del instituto o como el “consejero sujeto a la presión y al chantaje de este grupo político que, hoy queda claro, no por los partidos, sino por un consejero, existe, actúa y vive”, indicó en alusión a Baños.

Duarte recalcó que Baños dará el “segundo golpe” sobre el control de los órganos electorales al presidir el Servicio Profesional Electoral. “Ese es el nivel faccioso que tiene este órgano y el nivel que impide la imparcialidad del INE”.

El representante del PAN, Francisco Gárate, recriminó que uno de los asuntos que motivó la reforma político-electoral del año pasado fue la manera en que se estaban integrando los organismos electorales en los estados por la injerencia indebida, una cooptación por parte de los gobernadores. Por eso se decidió que la facultad de las OPLEs pasara al INE para que hubiera independencia y autonomía, recordó.

“Pasado este proceso, cabe preguntarnos si se logró el objetivo, cómo están funcionando, cómo han funcionado los organismos políticos locales. ¿Han funcionado bien o han funcionado mal?  ¿Hemos quedado satisfechos en realidad los partidos políticos? Y déjenme decirles, lamentablemente no. Hay una serie de dudas, de cuestionamientos”, resaltó.

Y, señaló, “si existía un acuerdo de que se renovarían los cuatro consejeros que forman parte de esta Comisión de Vinculación, éstos deberían de renunciar y permitir que se integre una nueva comisión bajo una nueva perspectiva, una nueva óptica y con un alto sentido de honorabilidad para integrar los OPLEs de las 13 elecciones locales del próximo año”.

En ese sentido, el consejero legislativo del PAN, Javier Corral, destacó que la mesa del Consejo General se volverá ineficaz si incumple su palabra, porque el acuerdo referido por Ruiz Saldaña debilita al INE, pues “lo van a aislar –al consejero Ruiz–, porque “la rebeldía se paga con el ostracismo”.

Corral destacó que la postura de Ruiz Saldaña es “de enorme valor”, pues dijo lo mismo que los representantes de siete partidos políticos y consejeros legislativos reclamaron en un comunicado a la nación el 18 de febrero y que produjo que se levantaran de la mesa del Consejo General del INE.

“Advertimos lo que usted advirtió. Que la institución estaba siendo secuestrada por un grupo plenamente identificado con el PRI que estaba conduciendo las decisiones del órgano electoral”, argumentó.

Enseguida, Corral pronosticó: “Si el gobierno de la República no se hace cargo con responsabilidad y el PRI de sus consejeros electorales y no los hace actuar con responsabilidad, este instituto no va a gozar de buena salud a muy poco tiempo de su nacimiento”.

La representante de Movimiento Ciudadano (MC), Martha Tagle, estableció que el problema de fondo que hay en el INE “es que de origen hay un grupo plenamente establecido que genera una mayoría para tomar esas decisiones, y no es verdad que la mayor parte de las decisiones se estén tomando por consenso”.

La consejera Pamela San Martín, aunque indicó que votaría a favor del proyecto para rotar a los integrantes porque la ley así lo indica, sí deploró el que se falte a los compromisos acordados tiempo atrás.

El representante del PRI ante el INE, Jorge Carlos Ramírez Marín, salió en defensa del Consejo General al afirmar que los reclamos asumen una postura “rompe-pechista”, cuando los consejeros deben cumplir la ley.

Al término de la sesión, se preguntó a Baños sobre el señalamiento de que de encabeza a un grupo político dentro del INE, a lo que respondió: “Imagínense, desde hace 22 años…”.

 

Comentarios

Load More