Suárez: gira triunfal y candidatura

Suárez: gira triunfal y candidatura
Adolfo Suárez, presidente del gobierno español, molestó profundamente a la derecha española al anunciar su candidatura por la coalición centrista y al justificar la legalización del Partido Comunista Ya sus declaraciones durante su visita a Estados Unidos habían dejado entrever que Suárez jugaría en las elecciones legislativas del 15 de junio, primeros comicios libres que habrá en España en cuarenta años
Hubo quien —Luis Valero Bermejo, vicepresidente de la ultraderechista Confederación de Veteranos de la Guerra Civil— comparó a Suárez con Alexander Kerensky, primer ministro ruso acusado de entregar su país a los comunistas en 1917
En Washington, Suárez se entrevistó con el presidente Carter, quién señaló que la gestión del gobierno español “ha sido brillante, mucho más fructífera de lo que esperábamos” Asimismo, el funcionario español visitó el Senado norteamericano que —acto sin precedente— interrumpió su sesión para saludar al vicepresidente Posteriormente se reunió con el vicepresidente Mondale, el secretario de Estado Cyrus Vance, el de la Defensa, Harold Browns, el director de la Westinghouse (firma que fabrica reactores nucleares para España) y con el judío norteamericano Arthur Goldberg

Mientras Suárez se encontraba de viaje, el gobierno español legalizó la existencia de los sindicatos que hasta entonces operaban clandestinamente Inmediatamente cinco gremios se registraron: las poderosas Comisiones Obreras de tendencia comunista; la Unión General de Trabajadores (UGT) y la Unión Sindical Obrera (USO), ambas socialistas; y dos a nivel regional, Solidaritá D’Obrers de Catalunya (SOC) y Solidaridad de Trabajadores Vascos (STV) La importante Confederación Nacional del Trabajo, anarquista, anunció que por el momento no está interesada en legalizarse
Asimismo, se autorizó a diez partidos políticos más, con lo que el número de partidos legalizados desde la modificación de la Ley de Asociaciones se eleva a 149
Sin embargo, se consideró que el gobierno dio un paso atrás en sus buenas intenciones de democratización al prohibir la realización de actos públicos el primero de mayo, Día del Trabajo
Por otra parte, también se anunció la posible candidatura a una diputación del poeta Rafael Alberti, quien regresó a España después de vivir 38 años en el exilio Con el pelo ya completamente blanco y ayudándose de un bastón, Alberti fue recibido en el aeropuerto de Barajas por el Comité Ejecutivo del PCE y un grupo de seguidores que ondeaban banderas rojas y portaban carteles a los gritos de, “se ve, se ve, la fuerza del PCE”

Comentarios