Los estrategas

Malhablado y directo, siempre lleva una gorra con la imagen de una máscara de lucha libre. Así es Memo Rentería, oriundo de Mexicali y uno de los artífices del triunfo de El Bronco, al que conoció hace dos años durante un congreso internacional de marketing político.

El encuentro fue en Argentina, donde el exalcalde de García, Nuevo León, abordó a Rentería en las escaleras, bajando del escenario. “¡Cabrón! –le dijo–. A ti te andaba buscando. Quiero que me ayudes a poner de cabeza al sistema político mexicano”, según recuerda Memo que le soltó El Bronco tras oír su charla.

Rentería comenzó a trabajar en estrategias de imagen y comunicación en 1989 con el panista Ernesto Ruffo Appel, el primer gobernador de la oposición en todo el país. En 2009 cobró notoriedad con la canción “Eah, eah, el PRI se tambalea, eah”.

Cuenta: “Yo no fui a hacer una campaña a Nuevo León; lo que hice fue encauzar una venganza emocional contra ese poder que durante 500 años ha abusado de la gente”. Y alude a nueve factores que, dice, se tuvieron que alinear para provocar la contundente victoria de El Bronco el domingo 7.

Junto con Manuel González, encargado de la operación política y campaña territorial, Rentería fue uno de los más cercanos al candidato independiente desde el principio.

Él, insiste, sólo ayudó a generar una “comunicación provocadora” con “líneas discursivas” como “La raza paga, la raza manda”, “Sacar a los rudos del bipartidismo”, “Ésta no es una elección, sino una lección” y “Ésta es la nueva Revolución Mexicana, una re-evolución de conciencia y actitud”.

Cuenta: “Todos fueron hechos con la intención de provocar en la gente una emoción, que estallara ese sentimiento de venganza, esas ganas de ser valientes y atreverse a lo nuevo. A la gente le da mucho miedo lo nuevo.

“Pensamos, por la manera en que hemos sido educados, que frases como ‘más vale malo conocido que bueno por conocer’ es inteligente, lo cual es una estupidez que nos limita para crecer como personas y como país.”

–¿Cuáles fueron las principales razones para el triunfo de Jaime Rodríguez? –se le pregunta.

–La principal, la principal, es el hartazgo de la gente, y no el hartazgo contra el gobierno de Medina. Es un hartazgo acumulado desde hace 500 años, desde la época de la Conquista. Quienes han manejado el poder siempre le han puesto la pata en el pescuezo a la raza, al pueblo.

“Lo otro son ya las agujas con las que se reventó la bomba: La Casa Blanca, el quehacer o no quehacer del gobierno federal, el gobierno local. Todas estas cosas circunstanciales del último año ayudaron a detonar esa venganza emocional.

“Otra causa fue precisamente el personaje de Jaime. O sea, Jaime y su forma de ser y de hacer las cosas; otra, la historia de Jaime, sobre todo esto que le sucedió como alcalde. La historia de Jaime le dio la base para la confianza y la credibilidad de la gente.

“También le ayudó mucho el tema de las redes, la visión que Jaime tuvo, el manejo que le fue dando el equipo, como nunca nadie antes lo había hecho. Todos hablábamos: ‘Obama ganó por las redes en 2007’… Pero nunca nadie en todo el continente había vuelto a repetir lo de Obama, mucho menos en América Latina.”

Rentería enumera también el factor de ser candidato independiente, el miedo del sistema político mostrado en los ataques mediáticos (“La saña de Goliat contra David fue otro factor que hizo que la gente dijera ‘¡Chinguen a su madre! ¡Vamos con David!’”), su estrategia de comunicación, las encuestas que mostraron a la gente la posibilidad del triunfo de El Bronco y su alianza con el expanista Fernando Elizondo.

Margarita, AMLO y 2018

Rentería asegura que su teléfono no ha parado de sonar desde la victoria de El Bronco. Le han solicitado su asesoría para algunas campañas del próximo año, aunque él prefiere enfocarse a expandir el efecto “independiente y de cambio”, más que las campañas tradicionales.

Cuestionado sobre los posibles precandidatos presidenciales para 2018 responde:

“Margarita (Zavala) me cae muy bien y Felipe me cae muy mal. Margarita, en lo personal, en diciembre de 2005 –cuando era diputada, en la posada de diputados del PAN, ya Felipe como candidato del PAN a la Presidencia– se sentó conmigo. Trajo dos tequilas y me dijo: ‘Memo: yo quisiera que tú fueras el publicista de mi viejo’. ‘¡Ah, no!, pues convéncelo’, pero para ese momento ya habían metido su cuchara Fox y su equipo de campaña.”

–¿Trabajaría para ella ahora?

–Pues no sé. A mí en lo personal me desconcierta alguien que ya vivió esa experiencia de estar ahí en Los Pinos, que acaba de vivir, que diga “ya fui primera dama, ahora quiero ser presidenta”. Pero no sé. Ella es amiga mía; dice que es mi fan.

Sobre López Obrador, dice: “Yo voté por él en 2006. A mí me gustaba como factor de cambio, de rompimiento, alguien que iba a llegar y romper lo viejo, nace lo nuevo. Me parece que la frase ésa (la de que era ‘un peligro para México’, que Rentería identifica como campaña negra) fue sacada por miedo del sistema. Éste va a llegar, nos va a sacar el juego y hay que decir que no le conviene a la gente, pero más bien no le conviene al sistema”.

–¿Y trabajaría para él, por ejemplo, en 2018?

–A mí me parece que a López Obrador ya le pasó su momento. No es una cosa que ahorita esté pensando, ni contestaría. Pero por lo que he visto de él, ¡qué güeva! Yo puedo fluir con alguien como Jaime, alguien que sea abierto, divertido. A mí me gustaría encontrar más alguien con el estilo de Jaime que con el estilo del Peje.

En cuanto al PRI, que en 2012 lo contrató como pitcher relevista, simplemente para estar disponible, Rentería señala: “No, lo que yo creo que voy a hacer o lo que me gustaría hacer es tratar de contribuir para que este efecto de independientes siga creciendo en el país de cara a 2018. Y si para que esto crezca tengo que hacer algunas campañas, bueno, haré algunas campañas”.

El tecnólogo experto de El Bronco

El Bronco andará en caballo, pero su sobrino Rodulfo Rodríguez Calderón es un joven tecnólogo que practica el surf y aparece de impecable traje en sus fotos de perfil.

Desde España, él ayudó a gestionar las redes sociales de su tío con la empresa que fundó en Barcelona para acompañar la aventura: Dude Monkey, especializada en análisis de big data y tendencias digitales para políticos.

Rodulfo es ingeniero en sistemas electrónicos del ITESM, tiene una maestría en administración de empresas en la Escuela de Graduados en Administración y Dirección de Empresas (EGADE) y en la Escuela de Negocios de Noruega y acaba de terminar un doctorado en Proyectos de Innovación Tecnologica en la Universidad Tecnológica de Cataluña.

Labora en el área de investigación y desarrollo en el Centro Tecnológico del Agua (CETAqua), una empresa de recursos hídricos de España, y de manera simultánea mantiene la suya, que está en pláticas para trabajar con el partido Podemos en España y con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Sobre su incursión en la política con su tío El Bronco, Rodulfo explica: “Ésa es la parte que yo he estado estudiando: ¿cómo obtener datos relevantes de un cúmulo de información? Yo pensé que esto ya se utilizaba mucho en la política, porque se había hablado de ello durante la segunda reelección de Obama. Pero me di cuenta que no, que la gente no la utiliza (esa información), y que en la práctica este tema de la tecnología está bastante atrasado.

“Entonces Jaime me visitó en Barcelona hace aproximadamente un año y medio o dos. Y me contó del proyecto y de las cosas que quería hacer para cambiar.”

El manejo de Facebook de El Bronco llamó la atención, entre otras cosas, por su alto –e inusual– nivel de interacción. Rodulfo explica que ellos generaron soluciones y estadísticas adicionales que él llama de “escucha activa”, que le permitían al candidato tener un panorama ágil de los miles de comentarios públicos y privados (de 6 mil a 10 mil diarios mensajes privados durante la campaña, aproximadamente) y responder los más relevantes que resumían las principales inquietudes.

“Lo que ha logrado Jaime es una comunicación masiva personalizada. Como ‘escucha’ todo lo que se está diciendo, puede ir atendiendo todo lo que la gente dice. Todo lo que Jaime propuso, salió de lo que la gente decía.”

Y concluye: “Aunque Ivonne (Álvarez, la candidata del PRI) siempre tuvo más seguidores que nosotros, la gente participaba 10 veces más que con ella. Lo que no sabíamos es si al final eso se iba a traducir en votos, pero hemos descubierto que sí”.

____________

*Integrante del blog www.mediosyciudadanos.com

Comentarios

Load More