Manipula información gobierno de Guerrero para apagar escándalo de nómina inflada

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La administración del gobernador Rogelio Ortega Martínez utilizó el caso de la desaparición de los cuatro trabajadores de la Secretaría de Salud, entre ellos dos médicos, para desviar la atención pública del tema de su parentela y amigos que cobran en la nómina estatal y en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) al mismo tiempo, según se desprende de una conversación telefónica obtenida por este corresponsal.

Según el contenido de la misma, desde la semana pasada, el secretario particular del mandatario, Juan Manuel Jaimes y el recién designado director de Comunicación Social, Arturo Solís Heredia, orquestaron la campaña mediática con dos propósitos: El primero, tratar de demeritar la información difundida por esta agencia sobre el hecho de que Ortega infló la nómina estatal con parientes y amigos que, además, cobran en la UAGro, y, el segundo, colocar el caso de los profesionistas desaparecidos en la agenda de los medios de comunicación.

En la conversación telefónica que sostuvieron ambos funcionarios el pasado miércoles 24 a las 14:28 horas, Solís Heredia se enfoca en denostar la información que dio a conocer Apro el martes 23, pero advierte que el hecho de que el gobernador Ortega cumpla con el anuncio de conformar una comisión para cruzar los datos de las nóminas estatal y de la UAGro, con el propósito de determinar oficialmente quien está cobrando doble, seria “avalar la nota”.

Enseguida, Juan Manuel Jaimes le pide a Solis que se enfoque en explotar el caso de los cuatro profesionistas desaparecidos, cuyos cuerpos, dijo, ya los habían encontrado y “mediáticamente sería más fuerte”.

En respuesta, Solís argumenta que el gobernador Ortega quiere una entrevista con Proceso y suelta:

“Le digo a Cinthia que Proceso es Proceso, pero si ve que por ahí no hay nada se va a ir por otro lado y lo va a arreglar, ahorita con lo de los médicos por ejemplo”.

Al respecto, Jaimes insiste en colocar en medios el tema de los médicos y trabajadores administrativos desaparecidos, con el argumento de que todos van a voltear a ese tema y “lo otro, va a valer sombrilla”.

En la noche del miércoles 24, el gobierno estatal distribuyó un comunicado entre los medios con los que tiene convenios en el que da cuenta de que 24 funcionarios de la UAGro se integraron a la administración de Ortega.

La aclaración oficial indica que darían de baja a cualquier colaborador que estuviera cobrando doble y niega que existan familiares del mandatario en la nómina estatal.

El boletín firmado por Arturo Solis fue publicado al siguiente día, jueves 25, en la edición de diversos medios locales, entre ellos ‘El Sur’ donde el funcionario estatal es socio accionista, a pesar de que el periódico nunca abordó el tema de los funcionarios de la UAGro que están cobrando en la nómina estatal.

Dos días después, sábado 27, el gobierno de Ortega, a través de la Fiscalía estatal emitió un comunicado nocturno donde anunció que los cuatro cuerpos localizados la semana pasada ejecutados en la Sierra de Chilpancingo son los cuatro trabajadores del sector Salud.

Enseguida, los medios replicaron la información que desató una polémica ante la postura de los familiares que rechazaron la versión oficial.

En respuesta, el gobernador Ortega se reunió en privado el domingo 28 con los familiares de los desaparecidos y se comprometió a mantener el despliegue policiaco en busca de los cuatro profesionistas.

Comentarios