EU, Irán y potencias concretan pacto nuclear

WASHINGTON, (proceso.com.mx).- Después de dos años de negociaciones, el Grupo de los Seis e Irán lograron concretar un acuerdo nuclear.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que defenderá el acuerdo mediante su poder de veto ante cualquier intento del Congreso federal de suspenderlo.

El compromiso con Irán le permitirá desarrollar tecnología nuclear sin objetivos militares.

También establece el levantamiento de las sanciones económicas a las que Irán se ha visto sometido durante los últimos 10 años.

“Hoy, después de dos años de negociaciones, Estados Unidos junto a nuestros aliados internacionales, logramos algo después de décadas”, declaró Obama en la Casa Blanca.

Junto con Alemania, China, Francia, Gran Bretaña, Rusia y la Unión Europea, que integran al Grupo de los Seis, el gobierno estadunidense materializó un histórico acuerdo diplomático que deja atrás las posibilidades y amenazas de un ataque con bombas nucleares.

De acuerdo con algunos de los detalles del acuerdo, Irán tendrá el derecho de mantener sus proyectos de desarrollo nuclear con fines económicos, con la condición de reducir en un 98 por ciento sus reservas de uranio que tendría que enviar a Rusia.

Por otro lado, Irán aceptó reducir en dos tercios el número de centrífugos giratorios para el enriquecimiento de uranio en su planta nuclear de Natanz.

Obama indicó que este compromiso “no se sustenta en la confianza, sino no en la verificación”.

Bajo el acuerdo, inspectores nucleares de las Naciones Unidas harán visitas periódicas a las plantas nucleares de Irán para garantizar que no se estén llevando a cabo proyectos para desarrollar una bomba nuclear.

La noticia del acuerdo fue inmediatamente descalificada por miembros republicanos del Congreso federal estadunidense, y por el gobierno de Israel, que aseguraron que Irán burlará el acuerdo y que ahora sin sanciones económicas tendrá los fondos que necesita para el desarrollo de sus planes armamentistas nucleares. En el Congreso estadunidense, los opositores prometieron aprobar una legislación para invalidar el acuerdo.

“Tengo la confianza en que este acuerdo compaginará los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos y de nuestros aliados, por ello vetaré cualquier legislación que intente prevenir la exitosa implementación del compromiso”, advirtió Obama.

El acuerdo del Grupo de los Seis con Irán tiene una vigencia de 15 años, periodo condicionado a las inspecciones constantes de la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU.

Comentarios

Load More