Panista abre centro cultural con dinero del Congreso y pone a su madre como directora

GUANAJUATO, Gto. (apro).- El diputado panista Luis Alberto Villarreal García inauguró este lunes un centro cultural construido con 14 millones de pesos que, a través de la Cámara de Diputados federal, recibió la asociación civil “De corazón por Guanajuato”, que él mismo fundó.

Además, anunció que la directora del inmueble será su propia madre, Guadalupe García Chávez.

El acto inaugural fue encabezado por el propio legislador panista y el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa. Éste anunció que apoyará al centro con los programas y circuitos de actividades artísticas y culturales de la dependencia federal. Incluso, mencionó la posibilidad de que sea sede de actividades del Festival Internacional Cervantino.

Villarreal García fue coordinador de la bancada del PAN en la cámara alta hasta agosto del 2014, cuando fue destituido por el presidente del partido, Gustavo Madero, tras los escándalos por acusaciones de cobrar “moches” a alcaldes a cambio de gestionar recursos para obras.

Su destitución también obedeció a la divulgación de un video en el que apareció con otros diputados en una fiesta, bailando y conviviendo con trabajadoras sexuales en Puerto Vallarta, en el contexto de la reunión plenaria del PAN.

Para construir el centro, Luis Alberto Villarreal consiguió el respaldo de algunos legisladores federales quienes votaron en favor de aprobar el presupuesto requerido: siete millones de pesos en el 2014 y otros siete este año.

Una de las diputadas que lo apoyó fue la presidenta de la Comisión de Cultura y Cinematografía del Congreso, Margarita Saldaña, quien también viajó a Guanajuato para la inauguración de este lunes.

La asociación “De corazón con Guanajuato” fue fundada por Luis Alberto Villarreal en el 2010, junto con otros panistas. Posteriormente, quedó al frente su exesposa, Alma Lilia de la Rosa Escamilla.

A través de la agrupación se consiguió el apoyo del alcalde de la capital para que el gobierno municipal donara en mayo del 2013 un predio de más de 700 metros cuadrados en la colonia Las Teresas, donde se edificó el centro cultural Mariel.

De acuerdo con la justificación expuesta por la fundación para pedir la donación, el centro cultural “contribuirá a mejorar la calidad de vida, el desarrollo social y humano de los guanajuatenses de escasos recursos, colaborando con ello en el beneficio social con el municipio de Guanajuato en las arduas tareas de desarrollo social y humano de sus habitantes”.

Y falta la segunda etapa

El centro cultural tiene dos plantas con columnas de cantera, salas de exposiciones, teatro, auditorio, sala de música y otras actividades artísticas.

Durante el recorrido inaugural, Rafael Tovar y de Teresa, director del Conaculta, dijo que la fundación ha administrado directamente los recursos otorgados por la federación a través de la Cámara de Diputados.

Agregó que el Consejo únicamente verificó la documentación que presentó la asociación y la propuesta técnica para edificar el centro. Luego, comprometió el respaldo del organismo con los circuitos y actividades del nuevo centro cultural.

–¿Pudo haber favoritismo hacia el proyecto del diputado Villarreal?– se le preguntó a Tovar y de Teresa.

–Estos recursos es la Cámara la que recibe los proyectos y los vota. Yo desconozco cuál es la votación que ellos realizan. Nosotros entramos para revisar la documentación técnica, si el solicitante cubre los requisitos técnicos para ejercer los recursos.

El funcionario federal recorrió el nuevo centro acompañado de los secretarios estatales de Gobierno, Antonio Salvador García, y de Desarrollo Social y Humano y Diego Sinhué Rodríguez, además del senador y exgobernador Juan Carlos Romero Hicks.

Mientras caminaban, la directora del centro y madre del legislador Villarreal, Guadalupe García Chávez, explicó que falta una segunda etapa del inmueble. Ésta corresponderá al equipamiento del teatro y la compra de instrumentos musicales, entre otros aspectos.

García Chávez ha sido colaboradora durante muchos años en el área de Extensión Cultural de la Universidad de Guanajuato.

En su momento, su hijo informó que en un futuro el centro tendrá que ser autosustentable. No obstante, aseguró que estará al servicio de la gente de escasos recursos que no tiene acceso a este tipo de instituciones “y se merece hacerlo en lugares de calidad, porque para eso paga sus impuestos”.

Comentarios

Load More