Desaparecen el IEEPO; es una “provocación al magisterio”: CNTE

MÉXICO, D.F. (apro).- A fin de impedir que grupos radicales “sigan lastimando a Oaxaca, porque el estado no puede ser rehén de nadie”, el gobernador de esa entidad, Gabino Cué, en una acción orquestada con el gobierno federal, decidió romper de tajo con el magisterio oaxaqueño al anunciar la extinción del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) –hasta hoy controlado por la Sección 22 del SNTE– y ceder a la Federación el control absoluto del sistema educativo estatal.

La medida se da a cinco días de su comparecencia ante la Permanente, donde reconoció que su administración estaba rebasada por los 83 mil maestros. En esa ocasión también reveló que la Sección 22 controla 82% de la estructura del IEEPO, situación que atribuyó al pacto de 1992, cuando se firmaron 16 convenios como parte del Acuerdo Nacional de Modernización de la Educación. En uno de ellos se le otorgaba al magisterio el derecho de controlar las plazas docentes, principalmente.

En la residencia oficial de Los Pinos y acompañado por el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, y el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, el mandatario oaxaqueño comentó que con la desaparición del Instituto “vamos a recobrar la rectoría educativa del estado para el gobierno de Oaxaca” y “crearemos un nuevo instituto de educación como organismo descentralizado, autónomo de gestión”.

Posteriormente advirtió: “Si hay grupos radicales que vean en esto la oportunidad de lastimar Oaxaca, no vamos a permitir que se lastime a Oaxaca. Espero una actitud seria y responsable de los maestros”.

Cué argumentó que se está creando un organismo educativo humanista y justo, donde los trabajadores tendrán las mismas oportunidades de superación profesional y movilidad laboral, basado en sus méritos docentes y desempeño administrativo.

“Un espacio laboral y de servicio público que no admita el tráfico de influencia, el abuso de poder, ni las prácticas indebidas, que han obstaculizado el desarrollo educativo en los últimos años”, apuntó.

Más tarde, en entrevista con Radio Fórmula, el gobernador fue más allá al advertir que con el nuevo instituto de educación pública en el estado, el maestro que no dé clases no recibirá sueldo.

Luego de señalar que en las próximas horas se designará al funcionario que estará al frente de ese nuevo instituto descentralizado, manifestó su confianza en las maestras y maestros de Oaxaca que, dijo, “sabrán entender los tiempos”.

Asimismo, destacó que la decisión de desaparecer el IEEPO es para crear un órgano más funcional, mejor organizado, en el que se ponga orden y genere condiciones para que los maestros se capaciten.

Cué aseguró que los derechos de los trabajadores del IEEPO están contemplados y tendrán que adscribirse a sus escuelas originales. “Son trabajadores, son maestros que venían laborando, teniendo actividades administrativas, pero que con esta decisión, ellos no pierden su trabajo sino solamente se adscriben a sus escuelas originales, pero ya no desempeñarían en un cargo directivo en la nueva institución”, puntualizó.

En otra entrevista con Grupo Imagen, Cué advirtió que no se permitirá que grupos radicales sigan lastimando al estado, porque Oaxaca “no puede ser rehén de nadie”.

Entrevistado en ese mismo espacio informativo, el líder de la Sección 22, Rubén Núñez, aseguró que la desaparición del IEEPO es una traición al pueblo de Oaxaca, y adelantó que la CNTE continuará con su programa de resistencia en contra de la reforma educativa, y en los próximos días determinará las acciones para contrarrestar la decisión del gobernador de Oaxaca de reformar la estructura educativa local.

“Es una provocación, porque para cualquier asunto del tema educativo, quienes deben estar enterados en primer lugar son los maestros. Nuevamente Gabino Cué traiciona al pueblo de Oaxaca con un anuncio de esta naturaleza”, dijo el líder magisterial.

De acuerdo con Núñez, las medidas esconden rastros de una posible privatización de la educación, y lamentó la alineación del gobierno estatal con una cúpula empresarial.

“No sabemos quién se hará cargo del instituto, nosotros como trabajadores de la educación tenemos que responder de alguna manera, no sabemos ahorita cuál será la determinación que tome el magisterio, pero la Sección 22 no tendrá que permitir ninguna traición de esta naturaleza”, soltó.

Por separado, el líder de la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Joaquín Echeverría, aplaudió la desaparición del IEEPO y aseguró que favorecerá a los maestros que no están dentro de la CNTE.

“Nosotros seguimos trabajando y el hecho de que (el gobernador) haya tomado esta decisión nos favorece porque, de entrada, toda la educación oaxaqueña se beneficia y no solo un sector, y en ese sentido que nosotros hemos trabajado de manera institucional, por eso lo vemos”.

En entrevista con ‘Milenio’, el líder sindical admitió que la decisión del gobernador Gabino Cué los tomó por sorpresa, sin embargo, “como está la educación en Oaxaca creemos que es una acción correcta, acertada y debe ser acompañada no nada más por el gobierno federal, sino por el Poder Legislativo local, sin dejar de lado que también se debe convocar a la sociedad para que respalde esta decisión que es para el bien de los niños y niñas de Oaxaca”, apuntó.

No obstante, agregó, para que la medida tenga mayor aceptación y validez en el estado, el gobernador de Oaxaca debe buscar el respaldo del Congreso estatal.

“A como están las cosas en Oaxaca, el gobierno debe tener un respaldo por parte de los diputados del Congreso local. Me refiero porque ya todos sabemos de lo que es capaz la sección 22 de la CNTE, (el gobierno) debe ir cubriendo todos los aspectos legales”.

El pasado jueves 16, al comparecer ante el Congreso de la Unión, Gabino Cué afirmó que junto con la Secretaría de Educación Pública (SEP) negociaba la aplicación de la reforma, porque ya se cansó de llamar a los maestros a respetar y no tiene la fuerza suficiente para contenerlos y evitar zafarranchos.

“Se trata de un esquema de apropiación de las estructuras educativas del estado, apuntalado por una membresía sindical integrada por más de 83 mil trabajadores, cuya capacidad de movilización ha superado históricamente los mecanismos de contención y control de los gobiernos estatales”, justificó ante los legisladores.

Esa es también la razón por la que, añadió, el gobierno oaxaqueño se ha visto “imposibilitado” para llevar el registro de controles de asistencia y la aplicación de descuentos y sanciones administrativas.

Asimismo, negó que la ley estatal de educación haya sido elaborada por la CNTE y que vaya en contra de las disposiciones de la reforma constitucional en la materia.

Sin embargo, advirtió que el estado no es rehén de grupos y sí habrá reforma educativa, aunque “nos hemos tardado poco”.

“Desde (la ciudad de) México se percibe con otra naturaleza, se dice es que el gobernador no actúa, el gobernador es cómplice, los tolera… ¡No, no, no, no! Nada de lo que pase en Oaxaca que viole la ley el gobernador le gusta, ni lo tolera, ni lo aplaude”, exclamó.

Luego destacó que no tiene la suficiente fuerza policial para contener una manifestación de los maestros, que no escuchan sus llamados.

Al no tener los elementos policiacos necesarios, dijo, “lo único que va a pasar es que se va armar un zafarrancho y mis policías o salen corriendo o salen con pedradas o salen en una situación que el gobierno no puede poner en riesgo”.

Chuayffet, organismo descentralizado

Emilio Chuayffet también habló y dijo que el nuevo organismo de Educación en Oaxaca será descentralizado y no tendrá en su estructura a maestros en servicio.

Además, subrayó que por su naturaleza misma permitirá que el gobierno estatal pueda conducir el proceso educativo.

En entrevista con la periodista Adela Micha, el titular de la SEP reiteró que la medida tiene como fin recuperar la rectoría del sistema educativo en Oaxaca.

Comentarios

Load More