Hacienda ajusta a la baja pronóstico de PIB

Luis Videgaray, titular de la SHCP. Foto: Benjamin Flores Luis Videgaray, titular de la SHCP. Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, DF, (apro).- La economía mexicana sigue de mal en peor.

En el segundo trimestre de 2015, el Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento de 2.2% anual, inferior a 2.9% que se observó en el segundo trimestre de 2014, y también inferior a 2.6% registrado en el primer trimestre de este año.

Este jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer las cifras oficiales sobre el comportamiento de la actividad económica del país en el periodo abril-junio de 2015.

Revela que en términos desestacionalizados (es decir, aplicando los ajustes necesarios para hacer comparables las cifras), en el segundo trimestre de este año el PIB creció 0.5% respecto del trimestre anterior, en el que la economía creció 0.4%.

Es decir, un avance muy marginal, de una décima porcentual, que revela, junto con los datos anteriores, la debilidad que muestra la economía nacional. En el segundo trimestre de 2014, el PIB creció, en términos desestacionalizados, 0.8%.

Apenas se conocieron las cifras del INEGI –a las ocho de la mañana–, la Secretaría de Hacienda dio a conocer, en conferencia de prensa dos horas más tarde, su nuevo pronóstico de crecimiento económico para este año, en la que se vio obligada a revisar a la baja sus expectativas.

Fijó en un rango de 2 a 2.8% el crecimiento de la economía para este año, por debajo del que había propuesto en mayo pasado, de 2.2 a 3.2%.

El Banco de México (Banxico) había hecho lo propio la semana pasada, al bajar su estimación para el incremento del PIB en 2015, a un rango de 1.7 a 2.5%, desde el 2 a 3% que estableció también en mayo pasado.

Pese a los datos que muestran la debilidad de la economía, la Secretaría de Hacienda se mostró optimista. En la rueda de prensa, el subsecretario del ramo, Fernando Aportela, sólo usó las cifras del INEGI con las comparaciones que resultaran más favorables y positivas para la dependencia.

“Quiero categorizar el crecimiento. El crecimiento durante el segundo trimestre de este año fue superior al observado en el segundo trimestre del año pasado; este año fue de 2.2%, el año pasado de 1.7%.

Aunque son ciertas las cifras, sólo uso las que los economistas denominan como la “serie original” anual, es decir, sin desestacionalizar ni hacer ningún tipo de ajuste, como los de calendario, para hacer comparables las cifras.

También se refirió el subsecretario de Hacienda, en los mismos términos, al crecimiento promedio de los primeros seis meses del año:

“El crecimiento del primer semestre de este año fue superior al observado el año pasado. El crecimiento del primer semestre de este año fue de 2.4% en términos anuales, el del año pasado fue de 1.8% en términos anuales”.

En su cuenta de Twitter, el economista Jonathan Heath, experto en temas macroeconómicos y autor del libro “Lo que indican los indicadores”, editado por el INEGI, señaló: “La SHCP compara peras con manzanas para buscar comparaciones aparentemente favorables. Lo encuentro insultante”.

También: “Perdón, SHCP, pero la tasa anual de 2.2% del 2T (segundo trimestre) de 2015 fue inferior a la tasa anual de 2T de 2014 de 2.9%, ya corregido como debe ser”.

Escribió: “SHCP dice que la tasa anual del 2T de 2.2% fue superior al 1.7% del año pasado. Pero es por efectos de calendario. Mala comparación”. “No es válida”.

Concluyó en otro tuit: “Interesante cómo SHCP desvirtúa las tasas de crecimiento para que todo se vea favorable”.

Ya por la tarde, conocidos los datos del INEGI, el grupo financiero Banamex dio a conocer los resultados de su Encuesta de Expectativas Económicas, que realiza cada 15 días entre 25 grupos de análisis económico.

Su conclusión:

“Desciende de nueva cuenta la expectativa de crecimiento del PIB de 2015 y 2016. Para el 2015, la expectativa de crecimiento económico disminuye marginalmente a 2.3% desde 2.5% en la encuesta previa. Para el 2016, la expectativa del crecimiento económico también se reduce a 3.1 desde 3.2% previo”.

Finalmente, al interior de las actividades productivas que integran el producto interno bruto, el INEGI informó que en el segundo trimestre del año, en su comparación con el trimestre previo, las actividades primarias (agropecuarias) cayeron -1.6%; las actividades secundarias (industria, manufacturas) se estancaron, pues registraron un cero por ciento de “crecimiento” y las actividades terciarias (comercio y servicios) crecieron 0.9%.

Respecto del segundo trimestre de 2014, las actividades primarias crecieron 2.8%; las secundarias, 0.6% y las terciarias en 3.1%.

Todas esas cifras son sobre series originales, es decir, sin ajustes.

Banamex consideró que el crecimiento de 3.1% anual del sector servicios (sin ajustes) fue “un buen resultado” y que “fue el motor de impulso del crecimiento del PIB total.

“Las cifras indican que la demanda doméstica está mejorando, al destacar incrementos anuales en los segmentos de servicios profesionales, científicos y técnicos (5.2% anual), información en medios masivos (4.7%), restaurantes y hoteles (4.5%) y comercio (4.2%).

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso