La cancillería condena agresión contra indigente mexicano en EU

MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) condenó la agresión que sufrió ayer un indigente mexicano en la ciudad de Boston, Massachusetts, a manos de un par de hermanos, quienes durante el ataque invocaron las propuestas antiinmigrantes del precandidato republicano, Donald Trump.

En un comunicado, la Cancillería mexicana hizo un llamado “para que las contribuciones de la comunidad migrante a la economía, la sociedad, los valores y la cultura de Estados Unidos sean reconocidas y constituyan el eje de la estrecha vinculación entre nuestras sociedades”.

Asimismo informó que el Consulado General de México en Boston ya estableció contacto con el connacional golpeado, a quien trasladaron a un hospital, para brindarle la protección y asistencia legal necesaria.

La SRE advirtió que seguirá muy de cerca la investigación del incidente, con el fin de que se impongan las penas que correspondan de conformidad con las leyes aplicables en el país del norte.

“México seguirá promoviendo un enfoque constructivo entre las sociedades de los dos países, y rechaza cualquier acto de violencia motivado por el racismo, el origen nacional o la condición migratoria de las personas”, indicó.

Agregó que el gobierno de México, por medio de su Embajada en Estados Unidos y su red de consulados en esa nación, tomará las medidas necesarias para defender los derechos e intereses de los mexicanos, sin importar su condición migratoria.

Ayer, supuestamente inspirados en las propuestas antiinmigrantes del aspirante presidencial republicano Donald Trump, los hermanos Scott y Steve Leader, dos estadunidenses de 38 y 30 años de edad, respectivamente, golpearon al mexicano que se encontraba durmiendo en una calle de Boston.

Los agresores emplearon una barra de metal durante la paliza a la víctima, quien resultó con la nariz rota, lesiones en el pecho y los brazos, y la cara empapada de lo que aparentemente era orina, de acuerdo con el diario ‘The Boston Globe’.

Según voceros de la policía, tras su arresto Scott expresó: “Donald Trump tenía razón, todos estos (inmigrantes) ilegales necesitan ser deportados”.

La víctima explicó a las autoridades que se despertó al sentir que los dos hermanos orinaban en su cara, luego de lo cual lo despojaron de sus cobijas y esculcaron sus posesiones.

“Después de eso (…) empezó a ser golpeado en la cara y en la cabeza. Él recuerda ser golpeado con el puño en varias ocasiones y con una barra de metal”, destacó la policía. Tras la agresión, la víctima fue hospitalizada.

Cuestionado al respecto tras un acto en el estado de Nueva Hampshire, Trump evitó condenar el ataque y explicó que sus seguidores eran personas “muy apasionadas”.

“Sería una pena”, comenzó a decir, sin terminar la frase, pero “yo diría que la gente que me está siguiendo es muy apasionada. Aman este país y quieren que este país vuelva a ser grande. Son apasionados”.

Comentarios

Load More