Mentís del Inegi al reporte de Peña sobre dinamismo del agro

Un campesino en Zitala, Guerrero. Foto: Bernandino Hernández Un campesino en Zitala, Guerrero. Foto: Bernandino Hernández

MÉXICO, D.F. (apro).- En su mensaje a la nación con motivo de su tercer informe de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que “el sector agropecuario se ha consolidado como uno de los más dinámicos del país, en los últimos años”.

“Hoy –dijo– el campo mexicano tiene mejores instrumentos para ser más productivo, al contar con nuevos programas, mayor tecnificación del riego y mecanización de la tierra, así como más crédito y a menores tasas”.

Sin embargo, apenas el 10 de agosto el Inegi dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional Agropecuaria 2014, en los que se advierte que el campo sigue en la misma postración de siempre: los insumos y servicios para quienes trabajan en el campo son más caros que en 2012; en dos años se recrudecieron las dificultades en la comercialización.

También, que son más difíciles el transporte y el almacenamiento de los productos agrícolas; hay menor acceso al crédito que en 2012; son más los productores, ahora, que no pueden acreditar la posesión de sus tierras.

Además, éstos no tienen información precisa de los precios de sus productos; en dos años se incrementó la pérdida de cultivos por causas climáticas, plagas y enfermedades y, por si fuera poco, cunde la inseguridad en el campo.

De acuerdo con la encuesta, que fue levantada entre el 16 de octubre y el 28 de noviembre del año pasado, en la parte estructural el campo mexicano sigue igual. Por ejemplo, es poca la superficie de riego y mucho mayor la de temporal, con 20.3% y 79.7% respectivamente.

En efecto, de las 27.5 millones de hectáreas –concentradas en 3.3 millones de “unidades de producción”, que fue el objeto de estudio de la encuesta–, apenas 5.6 millones son de riego y las restantes 22 millones de hectáreas son de temporal.

En su discurso de este día, Peña Nieto destacó que al concluir 2015 se habrá tecnificado con riego 417 mil hectáreas.

Un avance muy marginal.

También dijo que se ha apoyado la adquisición de más de 6 mil 500 tractores para igual número de productores.

Un logro también pobre, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria, 45.2% de las unidades de producción agropecuaria usa tractores rentados o prestados y sólo 13.1% de las unidades tiene tractor propio.

Además, del total de tractores que se utilizan en el campo mexicano, casi 42% tiene más de 15 años de uso; 15% entre 10 y 15 años; 21.6% entre 5 y 10 años, y sólo 18% de los tractores tiene cinco o menos años de uso.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso