Hermanas acusadas de extorsionar a Oribe Peralta, a punto de quedar libres

Las hermanas Natividad Arlem y Mercedes Torres Ricarte, acusadas de extorsión por el futbolista Oribe Peralta. Fotos: Especial Las hermanas Natividad Arlem y Mercedes Torres Ricarte, acusadas de extorsión por el futbolista Oribe Peralta. Fotos: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- Entre la noche de este viernes y la madrugada del sábado, las hermanas Natividad Arlem y Mercedes Torres Ricarte, acusadas de extorsión por el futbolista Oribe Peralta, saldrán en libertad bajo caución del penal de Santa Martha Acatitla.

Luego de que mediante un juicio de amparo, sus abogados lograron la reclasificación del delito de extorsión grave a extorsión simple, ambas mujeres podrán llevar en libertad el proceso por el cual se les dictó auto de formal prisión.

Este viernes, los abogados Alejandro y Octavio Cruz Cisneros solicitaron la libertad bajo caución de sus representadas y pagaron la fianza que el juez 69 penal les fijó en 32 mil pesos cada una.

Aún falta que este juzgador de delitos graves se declare no competente para atender el caso y lo turno a un juez de delitos no graves, lo cual ocurrirá la próxima semana.

El 19 agosto de 2014, las Torres Ricarte fueron aprehendidas en un operativo policiaco que la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, denominada Fuerza Antisecuestros (FAS) montó en menos de una hora, sin investigación de por medio, con el simple dicho de Esther Schueke Daniel, amiga de Peralta, quien les informó por teléfono que el jugador estaba siendo víctima de extorsión y que se presentaran en el restaurante Los Arcos de Insurgentes Sur a donde ella ya iba en camino para entregar los 250 mil pesos que pactaron a cambio de que las hermanas no hicieran públicas unas fotografías –que no obran en el expediente del caso- de índole sexual con las que pretendían causarle daño.

El juez 69 penal, Carlos Camacho Ortiz, les dictó auto de formal prisión el 27 de agosto de 2015 por el delito de extorsión agravada.

La defensa de las imputadas presentó una demanda de amparo para quitar la calificativa de grave al delito de extorsión, en virtud de que en su declaración Oribe Peralta indicó que conoció a Natividad Arlem (alias Harlem Márquez) en una fiesta, que como le simpatizó intercambiaron números telefónicos y se mantuvieron en contacto, razón por la cual, según los abogados, no pudo haberle causado zozobra haber hablado con ella vía telefónica –cuando supuestamente se cometió la extorsión-, amén de que fue el futbolista del América quien llamó al teléfono de la acusada y no al revés.

En enero de este año, un juez amparó a las hermanas y no solo le quitó el agravante, también concedió que no sean tomadas en cuenta las pruebas de voz y el reconocimiento que Oribe Peralta realizó en la cámara de Gesell el mismo día que las Torres Ricarte fueron detenidas, en virtud de que fueron obligadas con violencia y sin la presencia de su abogado.

Además ni el reconocimiento de voz se hizo comparándolo con el de otras voces similares y tampoco otras personas que se parecieran a Natividad Arlem estuvieron presentes para cumplir con el procedimiento correcto de identificación.

Comentarios

Load More