Sales niega motín en el Altiplano; “Algunos reos no querían desayunar”, minimiza

MÉXICO, D.F., (apro).- El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, afirmó que no hubo motín el viernes pasado en el interior del penal del Altiplano, en Almoloya, Estado de México, y que se trató sólo de una protesta en el módulo uno, debido a que algunos reos “no quisieron tomar el desayuno”.

“No hubo motín. No, para nada. Algunos de los internos no quisieron tomar el desayuno, eso no podemos calificarlo como motín”, minimizó el funcionario en entrevista con Radio Fórmula.

El pasado viernes, aclaró, hubo algunos incidentes menores en el módulo uno, mientras se llevaba a cabo una revisión “para evitar hechos graves”.

Según Sales Heredia, después de hablar con los internos que no quisieron tomar el desayuno, accedieron a tomar sus alimentos.

En el módulo uno, a donde fueron transferidos los presos de alta peligrosidad del área de Tratamientos Especiales, se encuentran, entre otros: Héctor Beltrán Leyva, exlíder del Cártel de los Beltrán Leyva; Servando Gómez Martínez “La Tuta”, líder de Los Caballeros Templarios; Edgar Valdés Villarreal “La Barbie”; Mario Cárdenas Guillén, del Cártel del Golfo; Arturo Martínez Herrera, José Bernabé Brizuela Meraz “La Vaca”, operador del Cártel de Juárez, y George Khouri.

El viernes pasado, la periodista Anabel Hernández informó a través de este medio que la inconformidad entre los presos comenzó la madrugada del viernes pasado, alrededor de las cinco de la mañana, tras un operativo encabezado por policías federales en el que irrumpieron en las celdas de los más de mil prisioneros de todos los módulos y quitaron televisiones y relojes a todos los reclusos.

Según testimonios recabados por la periodista, las protestas se mantuvieron sábado y domingo e incluyó la quema de colchones en el módulo 2. Los del módulo uno, por su parte, iniciaron una huelga de hambre que se mantenía al menos hasta el domingo pasado.

El operativo y las protestas fueron confirmadas el pasado domingo a la periodista y colaboradora de Proceso, por familiares de reclusos de distintos módulos y abogados de defensa, entre ellos el litigante José Luis Cobián.

Los televisores y relojes quitados a los presos, explicó Cobián, fueron en cada caso autorizados por el Consejo Técnico Interdisciplinario del Cefereso, que depende del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS).

Por ello, explicó, no es ilegal que los internos los tengan y no hay una ley que lo prohíba por lo que la acción de retirárselos, “fue arbitraria y afecta la seguridad jurídica y garantía de audiencia de todos los internos”, señaló.

Las protestas, según los testimonios, empeoraron tras la visita que hizo al penal el 19 de septiembre Renato Sales. La CNS emitió el domingo pasado un boletín de prensa e informó de la visita de Sales a El Altiplano pero no mencionó nada de la protesta.

Hoy, en la entrevista con Radio Fórmula afirmó que todo se limitó a que algunos internos se negaban a tomar su desayuno.
Sales, llegó el sábado al penal en medio de un fuerte dispositivo militar y de la PF. Se señaló que durante su visita hubo actos de insultos y agresión contra los internos que empeoraron el clima en el interior del penal.

En el comunicado que emitió el domingo pasado la CNS indicó que la visita de Sales Heredia al Altiplano “sirvió para conocer los protocolos de seguridad que se aplican, los filtros de acceso que existen y supervisar en general cómo está operando el centro.

Durante la entrevista de este lunes, el comisionado dijo que el penal del Altiplano “tiene algunas áreas que se mantienen tal como cuando fue creado, en los años noventa; hay que actualizar mecanismos de seguridad”.

En general, abundó, es preciso llevar a cabo una revisión en todo el sistema carcelario nacional y reformular todo el sistema penitenciario porque “las condiciones de los penales son lamentabilísimas”.

Sales Heredia añadió que, así como se revisarán penales federales, se hará lo mismo con las estatales, “corresponsabilizando a los gobernadores de este tema, tan sensible y tan olvidado” y “poniendo especial énfasis en el tema de orden y disciplina”; así como en el cumplimiento de la condiciones para el internamiento de reclusos.

El penal de máxima de seguridad del Altiplano, ha estado en la mira en los últimos meses por la fuga el pasado 11 de julio, del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo Guzmán”, quien a la fecha permanece prófugo. Además, a principios de septiembre fue encontrado muerto en su celda Sigifredo Nájera Talamantes “El Canicón”, supuestamente por una sobredosis de droga, cuando se supone que en el penal de máxima seguridad hay todos los filtros para que esas sustancias no ingresen.

Comentarios

Load More