Presiones sacan del aire dos programas de Ibero Radio

MÉXICO, D.F. (apro).- En menos de 24 horas, dos de los programas juveniles y musicales de Radio Ibero 90.9 salieron del aire, debido a la inconformidad de los conductores frente a los cambios en la nueva administración de la estación, a cargo de Manuel Alejandro Guerrero, y de la propia rectoría de la Universidad Iberoamericana (UIA).

Se trata de “El Triste Turno” y “El Resplandor”, considerados como opciones alternativas de la barra de la estación que presentaban música y comentarios diversos.

Ayer por la tarde Antonio Espinosa Korno y Leonardo Arriaga Leo, conductores de “El Triste Turno”, emitieron un mensaje de despedida en vivo:

“Nos pidieron hace unos días que nos saliéramos de este programa a mediados de octubre, nos lo pidió el director divisional, Carlos Mendoza, a nombre del vicerrector y del rector de esta universidad también”, dijeron.

Aseguraron que ya no compartían la manera en que se trabaja en la estación:

“Ahora es dirigida por personas que estuvieron sentadas en el mismo lugar durante más de diez años sin hacer absolutamente nada relevante. Lo único que cumplían a la perfección era su hora de salida…

Los conductores señalaron directamente a Isabel Hernández, recién nombrada coordinadora de Contenidos de la estación; así como Agustín Peña y Uriel Weisel, encargados de los contenidos culturales y musicales, respectivamente.

“Lo que antes era una estación unida y ambiciosa, en este momento se ha convertido en una estación egoísta, llena de chismes innecesarios entre colaboradores, que no toma en cuenta la opinión de sus radioescuchas, contaminada por gente contaminada”, dijeron.

Según su explicación, “siempre hemos sido una piedrita en el zapato para muchas personas dentro de Ibero 90.9 y dentro de la Universidad Iberoamericana, a pesar de que hemos hecho muchas coberturas de temas sociales”.

La mañana de este lunes y a manera de réplica por la salida del aire del primer programa, los conductores de “El Resplandor”, Javier Risco, Gabriel Cuadros, Rodrigo Casarín, Jazz Basurto y Marion Reimers, también anunciaron “por su propia voluntad” concluir su colaboración en la estación.

El pasado 15 de julio, Ana Stephens, jefa de promoción y relaciones públicas de la estación, además de conductora del programa “Horas Hábiles”, fue despedida con el argumento de que “ya no tenía cabida en el nuevo proyecto, pero nunca me lo enseñaron”, dijo en breve entrevista con Apro.

Por 10 mil watts de potencia

Hace un par de meses, Agustín Peña, directivo de Ibero 90.9, acusó al aire en su programa a conductores de la estación –aunque sin dar nombres–, de “ceder a un espíritu capitalista” y dejarse corromper por mencionar marcas de comida y ropa durante los programas en vivo, pese a estar restringido por el carácter de radio universitaria, experimental y permisionaria.

Cuestionó que en algunos programas se dejó de informar sobre asuntos sociales, arte y cultura. Luego adelantó que vienen “nuevos cambios en febrero para 2016, estamos planteando sacudir todo, lo que conocen como Ibero 90.9 va a desaparecer o puede que no regrese”.

Y aseguró que dicha estación pronto podrá aumentar su alcance: “Tenemos tres mil watts, pero están por autorizarnos 10 mil watts de potencia lo cual, con la tecnología, va a permitirnos sonar como si tuviéramos 100 mil, lo cual nos permitirá llegar a Cuernavaca, Puebla, Querétaro, a diversos lados”.

Al final de su intervención, Agustín Peña mostró una fotografía de Enrique Peña Nieto cuando asistió a la UIA en mayo de 2012, como candidato del PRI a la Presidencia de la República, tomada por @CECILIA VILLAVERDE, y dijo:

“A partir de esta foto tomada afuera de las instalaciones de Ibero 90.9 nos dimos cuenta que tenemos el poder, que podemos ejercer ese poder y que está en nuestras manos declarar que ‘la verdad nos hará libres’ (el lema de esa casa de estudios)”.

Los “irreverentes”

En entrevista con Apro, Antonio Espinosa, Korno, confirmó que la decisión de dejar ese espacio luego de estar seis años al aire respondía al cambio de autoridades en la estación.

“Nunca nos explicaron el por qué, pero nos dijeron que teníamos que salir del aire después a mediados de octubre, después de la fiesta de aniversario”, dice.

“El Triste Turno”, agrega, era un espacio “muy irreverente, hablábamos de todos los temas y poníamos mucho rock, a veces hasta hablábamos de otros programas, como los de Isabel Hernández y Agustín Peña”.

Cuenta que tenían una sección con Javier Risco en la que hacían análisis de la situación del país. “Éramos 100% críticos al gobierno”, recuerda.

Korno asegura que durante las distintas marchas a propósito de la desaparición de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa “abríamos la línea telefónica al público, a que los radioescuchas que iban para que nos contaran lo que pensaban”.

Aclara que él no participó en la manifestación de mayo de 2012, cuando los estudiantes de la UIA mostraron rechazo a la visita del entonces candidato Peña Nieto, a partir de lo que surgió el movimiento en redes sociales de #YoSoy132, “pero abrimos los micrófonos a los participantes, les dimos la voz para que se expresaran”.

A pocas horas de haberse despedido del programa, reconoce que la presión a la que fueron sometidos no la piensa como represalia. “Nosotros estábamos ahí por amor de hacer radio”.

Sobre las acusaciones que hizo Agustín Peña de que en algunos programas se anunciaban marcas, responde: “Eso era parte de un convenio con la estación y nunca fue oculto”. Explica que Ibero Radio firmaba acuerdos para que hubiera patrocinadores en las fiestas de aniversario que se hacían en lugares como la Plaza Condesa y el Teatro Metropolitan, en beneficio de los radioescuchas.

“Nosotros nunca recibimos un solo peso de las marcas y es más, el mismo Peña tiene fotos en su Facebook usando lo que se anunciaba”.

Fue unilateral: Ibero Radio

Luego de que la salida del aire de los dos programas, el tema cobró vuelo en las redes sociales, en las que se acusó una supuesta censura al contenido de los mismos.

Horas más tarde, Ibero Radio emitió un comunicado en el que aseguró que los conductores de “El Triste Turno”, Leonardo Arriaga y Antonio Espinosa “decidieron, de manera unilateral, despedirse de los micrófonos en su programa”.

La estación y los conductores, argumentó, ya habían alcanzado “un acuerdo sobre los términos en que el programa podría seguir y sobre los cambios para dar cabida a los nuevos talentos, como en su momento a ellos mismos se les dio”.

Luego, lamentó que la salida del aire del programa “haya sido así, pero respeta la decisión de los conductores y ratifica la misión de ser una radio universitaria con vinculación social”.

Aseguró que “la calidad de su programación musical y de contenidos informativos y culturales seguirá fortaleciéndose para servicio de la comunidad de radioescuchas y de la opinión pública en nuestro país”.

Comentarios

Load More