Líder yaqui recién liberado protesta contra gasoducto de Agua Prieta

MÉXICO, D.F. (apro).- Libre desde el pasado 23 de septiembre, después de un año y 12 días de detención injustificada, Mario Luna, vocero y defensor de las tierras y el agua de la tribu yaqui, anunció hoy que no abandonará la lucha contra el Acueducto Independencia y denunció la “simulación” de consulta organizada para aprobar el nuevo proyecto de gasoducto de Agua Prieta que pretende atravesar 80 kilómetros de territorio indígena.

“Aprovecharon nuestra ausencia para engañar a ciertas comunidades”, afirmó el vocero yaqui, a propósito del nuevo proyecto. Resaltó que “no hubo consulta directa, la empresa platicó con autoridades tradicionales yaquis, pero en lugares equivocados”.

En octubre de 2012, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) otorgó la concesión del gasoducto a la estadunidense Sempra Energy.

No obstante, el líder yaqui precisó: “No conocemos la obra, no sabemos de sus costos ecológicos. La anunciaron como un detonante de gran beneficio y de desarrollo para el sur de Sonora y puede ser, pero estamos evaluando los costos”.

Sobre el proceso penal al que fue sometido, Mario Luna insistió en que los abogados que lo acompañan elaboran una estrategia para exigir la reparación de daños y castigar a los responsables de su detención injustificada, aunque reconoció que “no es fácil”.

Ayer, el líder indígena aprovechó la visita a México de Zeid Ra’ad Al Hussein, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para contarle su situación y la de Fernando Jiménez –otro líder yaqui liberado el pasado 27 de agosto ante la ausencia de pruebas–, así como para solicitar el apoyo de las instancias internacionales.

“Nuestra detención no es un hecho aislado, se está perpetrando en distintos puntos de México y del continente donde hay bosques y agua de los que empresarios quieren apropiarse”, aseveró Luna, luego de que fue liberado hace 12 días debido a la ausencia de pruebas.

“Mi liberación fue posible gracias a la presión social”, aseveró el yaqui y recordó que “no había ningún argumento legal para continuar con mi detención”.

Tras denunciar la violación a la presunción de inocencia, Luna agradeció a quienes lo apoyaron: “Fue una situación de alto honor que muchos mexicanos se hayan sensibilizado del caso de un secretario de la tribu yaqui”.

La abogada Úrsula Garzón, integrante del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), recordó que Tomás Rojo y Gerónimo Flores –dos activistas yaquis– permanecen bajo la amenaza de una orden de aprehensión.

Comentarios

Load More