Chocan palestinos e israelíes; 7 muertos y 40 heridos

MÉXICO, D.F., (apro).- La creciente tensión entre palestinos e israelíes culminó hoy con enfrentamientos en las cercanías de las bardas de alambre que aíslan la franja de Gaza. El ejército israelí mató a seis palestinos e hirió a 60, mientras en Cisjordania y en Jerusalén Este los militares israelíes mataron a un joven palestino e hirieron a otros 410, de acuerdo con el Cuerno Rojo palestino.

Según el periódico israelí Haaretz, un grupo de palestinos realizó hoy una protesta por el cruce de Nahal Oz, en Gaza, en solidaridad con los palestinos de los territorios ocupados. Los manifestantes arrojaron piedras y llantas en fuego sobre los soldados, quienes dispararon con balas reales.

A lo largo de la semana se multiplicaron las agresiones de personas aisladas –calificados como “lobos solitarios”– tanto contra civiles israelíes y palestinos en Cisjordania y Jerusalén Este. Suman ya cuatro israelíes y 13 palestinos muertos en apenas siete días.

Las autoridades israelíes cerraron el acceso a la Explanada de las Mezquitas, que judíos y musulmanes consideran como sagrada, lo que incrementó las tensiones.

Ismail Haniyeh, líder del movimiento armado Hamas en la franja de Gaza, afirmó durante una predicación en una mezquita que los enfrentamientos de hoy ilustraron el inicio de una nueva Intifada. Las dos Intifadas –sublevamiento, en árabe– estallaron en 1987 y 2000.

El pasado jueves 1 de octubre, un grupo de hombres supuestamente integrantes del Hamas asesinaron a una pareja de colonos israelíes en frente de sus cuatro hijos en la parte norteña de Cisjordania. Dos días después, dos israelíes fueron asesinados a puñaladas y el día siguiente, un joven palestino fue asesinado durante enfrentamientos con el ejército de ocupación.

El pasado 5 de octubre, un niño de 13 años fue asesinado “por error” por un tirador de élite israelí en el campo de refugiados de Bethlehem.

En los últimos días incrementaron los choques entre palestinos e israelíes y continuaron las agresiones aisladas: un policía mató a un palestino, después de que éste lo apuñaló; lo mismo ocurrió con una mujer en una estación de autobuses –fue abatida de múltiples disparos tras intentar una agresión—y un joven judío sufrió un ataque en Jerusalén.

Todavía hoy por la mañana, un israelí acuchilló a cuatro árabes en el sur del país, mientras miles de palestinos asistieron a la funeraria de Muhannad Halabi, quien fue abatido tras asesinar a dos israelíes.

Tras aconsejar a los ciudadanos a mantener un estado de “alerta máxima”, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reconoció que no tiene “solución mágica” y atribuyó la responsabilidad de la escalada de las tensiones a Hamas y sus “incitaciones al odio”.

Comentarios

Load More