Decide Banxico mantener en 3% su tasa de interés

Agustín Carstens, titular del Banxico. Foto: Miguel Dimayuga Agustín Carstens, titular del Banxico. Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, DF (apro).- A dos meses de finalizar el año, el Banco de México (Banxico) decidió mantener sin cambios la tasa de interés, situada en 3%, luego de que su contraparte, la Reserva Federal estadunidense, también dejó intacta esa variable macroeconómica ante la debilidad de Estados Unidos.

El Banxico también consideró que la economía mexicana no logra despegar debido a las adversas condiciones del sector externo y la deficiente inversión en el país.

Al dar a conocer el Anuncio de Política Monetaria, el banco central señaló que el balance de riesgos se ha deteriorado en el último mes:

“Las exportaciones han perdido dinamismo dada la desaceleración de la demanda externa, los deprimidos precios del petróleo y la reducción de la plataforma de producción”.

Por su parte, acotó, “la inversión ha mantenido un crecimiento bajo. Sin embargo, el consumo se ha fortalecido, apoyado por el mayor empleo, el incremento tanto en las remesas como en el financiamiento bancario y los bajos niveles de inflación”.

Según el Banxico, el país enfrenta riesgos al alza como las condiciones en los mercados financieros internacionales, en donde el peso puede retomar una tendencia hacia la depreciación, lo que se podría trasladar a la dinámica de formación de precios, sobre todo de los bienes no comerciables.

A la baja, que la actividad económica en el país tenga un dinamismo menor al previsto y continúen registrándose reducciones en los precios de los servicios de telecomunicaciones y de algunos energéticos, así como que la cotización de la moneda nacional revierta parte de la depreciación que acumuló en los meses previos.

Por ello, la institución gobernada por Agustín Carstens decidió mantener sin cambios la tasa de interés, situada en 3%.

De hecho, en su comunicado resaltó que la economía de Estados Unidos ha venido expandiéndose a un ritmo moderado, en parte por la apreciación del dólar y de una menor demanda global.

Mientras que el mercado laboral en el vecino país sigue mostrando una recuperación, aunque más lenta que en el pasado, a juzgar por la desaceleración en la creación de empleos en los últimos meses.

No sólo eso, precisó que en la gran mayoría de las economías emergentes la actividad económica siguió perdiendo vigor, en parte por los bajos precios de las materias básicas y la desaceleración de China, mientras que el comportamiento de la inflación ha sido más divergente, por lo que la respuesta de política monetaria también ha sido diferenciada entre países.

Por su parte, en los mercados financieros internacionales se percibió una menor volatilidad en las últimas semanas, e incluso se observó un ajuste al alza en los precios de algunos activos que habían registrado pérdidas importantes durante el tercer trimestre.

Este comportamiento, explicó el banco central, respondió en buena parte al mayor apetito por riesgo de inversionistas institucionales ante la postergación de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y las medidas adoptadas por el gobierno chino para estabilizar sus mercados.

El Banco de México adelantó que hay riesgo constante de que la volatilidad en los mercados financieros internacionales se vuelva a elevar.

“Por ello es fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país, para lo cual será necesario concretar los esfuerzos recientemente planteados en el ámbito fiscal, ajustar la postura de política monetaria de ser necesario y continuar implementando adecuada y oportunamente las reformas estructurales”, acotó.

Y aseguró que lo anterior contribuirá a mantener la confianza en la economía de México, distinguiéndola de otras economías emergentes, de tal forma que el componente de riesgo país en las tasas de interés permanezca en niveles bajos, lo que será crucial ante un entorno externo en el que las condiciones financieras serán más astringentes.

Load More