“Pipazo” en Tlalnepantla deja un muerto y 19 lesionados

TLALNEPANTLA, Edomex. (apro).- Un poderoso estruendo y bolas de fuego despertaron abruptamente esta madrugada a vecinos de la colonia San Rafael Chamapa.

Como cada mes en promedio, un ‘pipazo’ ocurrió en la curva de San Rafael, arrojando ahora una muerte y 19 lesionados, tres de ellos de gravedad.

Poco antes de las cuatro de la madrugada una primera explosión cimbró la zona, y a ella siguieron varias más. La onda expansiva alcanzó cuatro cuadras a la redonda, donde el fuego se propagó por calles y azoteas.

La tragedia en esa curva carretera fue magnificada por 25 mil litros de combustible que transportaba el vehículo de doble semirremolque, propiedad de la empresa Distribuidora de Químicos SA de CV, con placas 685 XN 6 del Servicio Público Federal.

Julia Carreño, quien tiene su vivienda en avenida San Rafael 69, dormía cuando escuchó una fuerte detonación. Poco después se percató de la pesadilla: comenzaron las explosiones en cadena, había mucho humo en el patio y en su casa se quemaron cortinas, los botes de basura se derritieron y se evidenciaron daños estructurales en el inmueble.

Doña Alicia Rodríguez recuerda que se escuchó cómo se derrapó el tráiler: “Hubo una explosión muy fuerte, luego otras… había fuego en la calle, en las azoteas, mi carro se incendió totalmente… hubo vidrios rotos en las ventanas”.

Los colonos se protegieron con toallas, luego resguardaron los tanques estacionarios y cerraron las válvulas, sacaron extintores y cubetas con agua para apagar los árboles y los autos incendiados con la finalidad de frenar los alcances de la explosión.

La señora Rodríguez advirtió que tardaron en llegar ambulancias y patrullas al menos 10 a 15 minutos: “Su reacción fue muy lenta”, sentenció.

Álvaro López tiene una tlapalería que sufrió pérdida total de mercancía estimada en 250 mil pesos. “Todo lo que hay ahí se quemó porque la cortina se derrumbó, el local quedó abierto”, deploró.

También comentó que personas que se encontraban cerca del lugar “parecían antorchas”.

Desde que la autopista se inauguró, hace alrededor de 40 años, comenzaron a suscitarse los accidentes y, pese a que se solicitó el apoyo de las autoridades, ninguna ha ofrecido solución.

Dos años y medio antes la tragedia cimbró a San Pedro Xalostoc, Ecatepec, el municipio del gobernador priista Eruviel Ávila.

Era el 7 de mayo de 2013 cuando estalló una pipa de la empresa regiomontana Termogas, modelo 2000 placas 361AC7, que circulaba sobre la autopista federal México-Pachuca.

En febrero del año pasado fue liberado el operador de esa pipa, Juan Omar Díaz Olivares, a quien las víctimas otorgaron el perdón por considerar que él sólo cumplía con su trabajo, aunque los afectados aún esperan la indemnización.

Aquel siniestro arrebató la vida a 27 personas y dañó la estructura de más de 35 viviendas y 29 vehículos.

Comentarios

Load More