Maestros de Morelos denuncian represión policiaca durante protesta

EMILIANO ZAPATA, Mor. (proceso.com.mx).- Ocho personas detenidas, siete de ellas profesores, así como un número indeterminado de lesionados, fue el saldo de la represión policiaca contra una protesta de integrantes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y del Movimiento Magisterial de Bases (MMB) en contra de la reforma educativa en la Universidad Tecnológica Emiliano Zapata (UTEZ), sede del examen de evaluación.

Y aunque unas horas más tarde fueron liberados, los docentes denunciaron que fueron “atracados” y golpeados por los elementos policiacos que los trasladaron desde la sede de la UTEZ hasta Xochitepec, en la sede de la Comisión Estatal de Seguridad, en la autopista Cuernavaca-Acapulco.

Tras su liberación, uno de los docentes mostró golpes en la cara y el cuerpo, presuntamente provocados por los elementos policiacos durante su traslado, mientras que todos perdieron carteras, celulares y otros artículos personales.

La vocera de la CNTE en Morelos, Julita Villalba, confirmó que la mañana de este domingo, los docentes que se manifestaban en contra de la evaluación educativa en las instalaciones de la UTEZ en el municipio de Emiliano Zapata, fueron “encapsulados” por elementos del Mando Único y detenidos con violencia.

“Fue un acto abierto de represión”, destacó.

En entrevista, detalló que en un momento álgido de la movilización, la presencia agresiva de los elementos policiacos provocó que tanto quienes acudieron para realizar la evaluación, padres de familia y los opositores a la reforma, corrieran, lo que permitió que la fuerza policiaca “encapsulara” al menos a cuatro de sus compañeros quienes fueron detenidos.

Los docentes fueron trasladados en la patrulla 069 del Mando Único y llevados a la llamada Torre Morelos, sede de la Comisión Estatal de Seguridad Pública.

Julita Villalba confirmó que la docente Alma Delia Nájera, una de los dirigentes visibles de la movilización magisterial, fue llevada “con lujo de violencia” por elementos antimotines.

En tanto que el vocero del Movimiento Magisterial de Bases (MMB), Nicanor Pérez Reynoso, afirmó que fueron siete los maestros detenidos por la policía.

Los profesores llevados a Torre Morelos son Marlene Pérez Ortega, Graciela Cázares Ortega, Martín Romero Sandoval, Beatriz Sotelo Sánchez, Roberto Camacho Carranza, Agustín Rojas Nieto, Héctor Larios Soto, Majsue Aguirre, Rómulo Mejora Muñoz y Alma Delia Nájera Delgado; además del hijo de uno de estos profesores, sin especificar el nombre

Pérez Reynoso alertó que situaciones semejantes se presentaron en las distintas sedes destinadas para la evaluación. “Responsabilizamos al gobierno del estado de lo que suceda hoy. Somos maestros, no delincuentes”, acotó.

Marcha y liberación

Tras la detención de sus compañeros, los integrantes de la disidencia magisterial en Morelos realizaron un bloqueo y marcha hasta Torre Morelos, en rechazo a la acción policiaca. Los docentes detenidos fueron acusados de “alteración del orden”.

Portando pancartas los maestros efectuaron una marcha por la autopista Del Sol, rumbo las instalaciones de Torre Morelos, edificio de la Comisión Estatal de Seguridad del gobierno del estado, en demanda de la liberación de sus compañeros detenidos injustamente.

Los docentes realizan bloqueos intermitentes en la autopista Del Sol, a la altura del municipio de Temixco. En tanto, la Comisión Independiente de los Derechos Humanos (CIDH), a través de su vocero, José Martínez Cruz, emitió una acción urgente y llamó a estar atentos a la situación de los maestros disidentes.

Confirmó la detención de profesora Alma Delia Nájera por policías de la patrulla 069 frente a la UTEZ del municipio de Emiliano Zapata a las 9:15 horas de este domingo: “Se nos informa que son 8 profesores y profesoras detenidas, que están siendo llevadas hacia Torre Morelos, edificio de la Secretaria de Seguridad Pública (sic) del gobierno del Estado. Se encontraban protestando contra evaluación”.

“Exigimos su inmediata libertad. Una falta administrativa de “alteración del orden” no es un delito. El Estado debe garantizar y respetar derecho de libertad de expresión y manifestación. Protestar es un derecho, reprimir es un delito”, aseveró.

 

Comentarios

Load More