Se enfrentan lugareños y policías de Tlanepantla, Puebla; queman carros y saquean casa del edil

PUEBLA, Pue. (apro).- Una turba de pobladores del municipio de Santa Isabel Tlanepantla quemó un automóvil Jetta y una camioneta Arcadia, con valor de más de medio millón de pesos, y saqueó la casa del alcalde José Efraín García García, a quien acusan de malversación de fondos y enriquecimiento ilícito.

Alrededor de 300 habitantes del municipio, ubicado en la parte central de la entidad, se enfrentaron hoy con policías que trataron de recuperar la presidencia municipal, tomada desde el pasado 20 de octubre.

Desde esa fecha los lugareños soldaron las puertas de la alcaldía en protesta por supuestas irregularidades cometidas por García García, a quien acusan de dejar al municipio sin obra pública, mientras que sus propiedades, como los dos vehículos que fueron quemaron este día, han ido en aumento.

Cuando unos 100 granaderos llegaron a la población para tratar de liberar el edificio municipal, los pobladores les hicieron frente, incluso hay versiones de que lanzaron bombas caseras y que rociaron a los uniformados con gasolina.

En tanto, una parte de los colonos se dirigió a la casa del alcalde para dañar sus propiedades. Los policías lograron detener a algunos de los participantes en la confrontación, pero la turba logró cercar a otro grupo de uniformados que se encontraba en la localidad y tomaron a dos de ellos como rehenes para exigir la liberación de los pobladores que fueron detenidos, entre ellos una persona de la tercera edad.

Alrededor de las 5 de la tarde los inconformes cerraron las carreteras de acceso al municipio con la colocación de llantas a las que prendieron fuego, y reclamaron la presencia de representantes del gobierno estatal para establecer una mesa para exponer sus quejas.

Esta noche la Secretaría General de Gobierno (SGG) emitió un comunicado en el que acusó a integrantes de una familia de apellido Morón de manipular y azuzar a los pobladores para que cometieran los hechos vandálicos.

“Desde el pasado 20 de octubre la SGG tuvo conocimiento de un conflicto al interior del Ayuntamiento de Tlanepantla, en donde siete de los diez miembros del Cabildo, de manera arbitraria, cerraron las instalaciones de la presidencia municipal, en perjuicio de la prestación de los servicios para la población”, refirió la dependencia.

Aseguró que el grupo de regidores fue convocado por la Subsecretaría de Gobierno, y acusó al presidente municipal de malos manejos, por lo que –añadió– se realizaron varias reuniones en las que se acordó que la Auditoría Superior del Estado haría una revisión de la administración municipal.

“Con ese propósito, este día acudieron al municipio dos auditores, acompañados de un notario, un representante de derechos humanos y un representante del Consejo Ciudadano de Seguridad, acompañados por miembros de Seguridad Pública estatal, a fin de darles las facilidades para el cumplimiento de esta demanda”, destacó la SGG.

“Sin embargo, un grupo de habitantes, encabezados por la familia Morón, azuzaron a la población para impedir el cumplimiento de la diligencia”.

En ese contexto, sostuvo que se solicitó la presencia de la policía estatal “y lamentablemente los pobladores, al haber sido manipulados”, actuaron de manera agresiva en contra de las autoridades.

Asimismo, mencionó que la Procuraduría General de Justicia inició las investigaciones para fincar responsabilidades a quienes provocaron las agresiones físicas y materiales, mientras que la SGG mantiene abierta la posibilidad de encontrar una solución a este conflicto “conforme a la legalidad”.

Comentarios

Load More