Ahoga a China contaminación; gobierno emite alerta naranja

MÉXICO, DF (apro).- Por segundo día consecutivo Beijing continúa hoy en alerta naranja por contaminación con los niveles más altos de este año, mientras el presidente chino Xi Jinping participa en la cumbre mundial de París contra el cambio climático.

La contaminación del aire en Beijing y regiones cercanas se elevó a niveles peligrosos e incluso las autoridades exhortaron a los residentes a permanecer en sus casas en la medida de lo posible.

Las actividades en exteriores en los colegios se suspendieron y las fábricas más contaminantes redujeron su producción momentáneamente.

También se advirtió a los ciudadanos que adopten medidas de protección durante las actividades al aire libre y a los que sufren de enfermedades respiratorias se les aconseja que permanezcan en casa.

En las calles puede observarse a habitantes con cubrebocas, sumergidos en una nube con olor a carbón y partículas tóxicas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las partículas en suspensión de menos de 2.5 micras (PM 2.5) no deben de exceder los 25 microgramos por metro cúbico. En la capital china, de más de 17 millones de habitantes, esta cifra superó los 600, reportaron diversos medios.

En las ciudades de la provincia vecina de Hebei, los niveles alcanzados excedían las 500 micropartículas por metro cúbico de aire, según los datos oficiales.

Esas partículas penetran en los pulmones y causan miles de muertes prematuras cada año en China.

Según la agencia informativa EFE, la situación obligó a las autoridades de Beijing a mantener la alerta naranja, la segunda más grave tras la roja, lo que implica medidas como obligar a las plantas industriales a reducir o parar su producción o restricciones en las obras públicas y actividades de construcción.

La densa capa de contaminación, sumada a la niebla, impide ver los edificios, mientras varios ciudadanos se quejan de la situación aunque confían en que las medidas anunciadas por el gobierno en los últimos años surtan efecto en el futuro.

Este fin de semana Beijing emitió la alerta más elevada por esmog del año, pasando del amarillo de los dos días anteriores al naranja, el estado más grave después del rojo.

El centro meteorológico municipal indicó que la humedad y la escasez de viento harían que el esmog permaneciera por otros dos días.

La agencia de noticias Xinhua reportó que los órganos municipales de supervisión del medio ambiente reforzaron los controles de las emisiones de las centrales térmicas de carbón.

Además de Beijing, Tianjin, Hebei, Henan, Shandong, Shanxi y Shaanxi seguirán experimentando esmog de domingo a lunes por la mañana, pronosticó este fin de semana el Centro Meteorológico Nacional (CMN).

No obstante, se espera que el esmog se disperse este miércoles, cuando llegue un frente frío.

China tiene un sistema de alertas meteorológicas codificado en cuatro colores, en el que el rojo es el nivel más grave, seguido por el naranja, el amarillo y el azul.

El Ministerio de Medio Ambiente anunció este domingo que China ha cumplido con sus objetivos de reducción de contaminación en los últimos cinco años (el máximo de más de 600 en Beijing está lejos de los 900 a los que se llegó en pasados años).

China, la principal emisora de gases de efecto invernadero y primera consumidora mundial de carbón, tendrá un papel clave en la conferencia del clima de París (COP21).

 

Comentarios

Load More