Elude UE fijar postura sobre reporte del GIEI en caso Ayotzinapa

Familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa participan en una manifestación en Polanco. Foto: Xinhua Familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa participan en una manifestación en Polanco. Foto: Xinhua

BRUSELAS (apro).- La alta representante para asuntos exteriores de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, evadió fijar su postura respecto del reporte que elaboró el Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI) sobre Ayotzinapa que cuestiona la versión oficial de que los normalistas fueron calcinados en el basurero municipal de Cocula, Guerrero.

En una carta, un grupo de 17 eurodiputados del Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) manifestó a Mogherini que el reporte del GIEI arroja que “no hay pruebas que apoyen la conclusión del gobierno mexicano de que los estudiantes hayan sido ejecutados y sus cuerpos hayan sido quemados por una banda de narcotraficantes”.

El informe del GIEI, señalaron los eurodiputados, “indica que las brutales acciones muestran la impunidad con la que actuaron las fuerzas de seguridad del Estado junto con la delincuencia organizada”, por lo que las conclusiones de ese grupo de expertos “son una dura reprimenda al gobierno (mexicano) y sus autoridades”.

Los eurodiputados del grupo ALDE preguntaron a la alta representante si compartía “la grave preocupación” del GIEI y si se planteaba “las mismas preguntas que las formuladas por los expertos independientes en el informe”. Además, le solicitaron que expresara su acuerdo o no en que los hallazgos del GIEI “revelan problemas sistemáticos” en México.

En su respuesta escrita, Mogherini se limitó a decir que el representante especial de la UE para los Derechos Humanos, Stavros Lambrinidis, se había reunido con el GIEI en abril pasado durante una visita a México y que la delegación de la UE y los servicios diplomáticos de la misma mantienen “contactos frecuentes” con las autoridades mexicanas.

La semana pasada el Parlamento Europeo aplazó a una fecha todavía no determinada la presentación del informe del GIEI que tendría lugar el 1 de diciembre pasado. Así lo decidieron los dos grupos mayoritarios, el del Partido Popular Europeo y el de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas Europeos, argumentando que era mejor invitar al GIEI después del viaje que realizarán a México miembros del Subcomité de Derechos Humanos en febrero próximo. Los demás grupos se opusieron.

Un grupo de ciudadanos mexicanos y europeos lanzó una campaña en las redes sociales para exigir que “el GIEI sea escuchado en el Parlamento Europeo”, y se invita a los usuarios a dejar mensajes en el muro de Facebook de la presidenta del Subcomité de Derechos Humanos de esa institución, la española socialista Elena Valenciano.

Comentarios

Load More