Se debilita ala progresista de la Corte

MÉXICO, DF (apro).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se encamina al fortalecimiento del conservadurismo con el retiro de los ministros Juan Silva Meza y Olga Sánchez Cordero, conocidos por sus votos mayoritariamente liberales, de defensa de los derechos humanos y de la autonomía del Poder Judicial.

La Corte los despidió en una ceremonia de los plenos de ministros, de los integrantes del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Fue un acto entre la familia judicial, con la sola presencia del presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y la breve estadía del jefe del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, y del consejero jurídico de la presidencia, Humberto Castillejos.

En sus discursos, ambos reiteraron lo que fue su posición en el último tramo de su carrera de ministros: de construcción de derechos desde la SCJN como tribunal constitucional.

Silva Meza, quien fue presidente de la Corte entre 2011 y enero de este año, se refirió incluso “al gran lastre” que significa “la falta de ciudadanía en México”, por lo que, en su consideración, la SCJN debe seguir construyendo en la defensa de los derechos humanos.

La ministra Olga Sánchez Cordero se refirió a la tarea de la Corte de “velar por la libertad de las personas”, como lo expresó en una entrevista que se publicó en la actual edición de la revista Proceso.

El discurso de despedida estuvo a cargo del ministro Arturo Zaldívar, quien se refirió a ambos como “jueces de la libertad”.

Silva Meza y Sánchez Cordero son los dos últimos ministros de la reforma judicial de 1994 del gobierno de Ernesto Zedillo. La reforma reorganizó a la SCJN en un tribunal constitucional y redujo de 26 a 11 ministros la integración de su pleno. Ambos duraron 21 años en el encargo a propuesta de Zedillo con el aval del Senado.

El ministro Zaldívar, quien desde que asumió como ministro en diciembre de 2009 se declaró un abierto defensor de los derechos humanos, se quedó prácticamente aislado en sus posiciones a favor de los derechos de las personas.

El voto concurrente es el del ministro José Ramón Cossío Díaz, aunque es conocida la distancia entre ambos.

Silva Meza y Sánchez Cordero buscaron que Zaldívar llegara este año a la presidencia de la Corte, pero Cossío se inclinó por el actual presidente de la SCJN y del CJF, Luis María Aguilar.

Durante casi cinco horas, los ministros votaron hasta en 30 ocasiones. Al final, Silva Meza, como presidente saliente, terminó por apoyar a Aguilar Morales.

El Senado comenzó este lunes en comisiones las comparecencias de los integrantes de las dos ternas propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto para reemplazar a los ahora ministros en retiro.

Entre los más mencionados está Javier Láynez Potisek, titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación y consejero jurídico adjunto en la presidencia de Felipe Calderón.

El expresidente también lo propuso para juez de la Corte Penal Internacional, pero fue rechazado en la primera fase de selección.

Hace tres años, con el retiro del ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia, también fue incluido en una terna.

En noviembre de 2012 se integró a la Corte el también fiscalista Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, extitular del Sistema de Administración Tributaria (SAT). En marzo de este año, también a propuesta de Peña Nieto, llegó a la Corte como ministro el extitular de la Procuraduría General de la República (PGR) y exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eduardo Medina Mora.

Comentarios