Non Grata en México

MÉXICO, D.F., (apro).- El brutal grupo de performance Non Grata, de Estonia, surgido en 1998, visitó la Ciudad de México para realizar una serie de actividades performativas y formativas que encierran su filosofía punk de resistencia, la cual se hace vigente al conectar con necesidades vitales de hoy.

El líder de este grupo báltico, Al Paldrock, ha sido un rebelde con cabeza y fuerza extrema para resistir a acontecimientos sociopolíticos que pongan en peligro su modo de existir, dado que él se arraiga en su origen vikingo como un bárbaro contemporáneo del performance. Uno de los acontecimientos que lo marcó fue la desintegración de la Unión Soviética, que provocó la irrupción del capitalismo a Estonia.

En conferencia impartida en el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Teatral Rodolfo Usigli (CITRU), expuso sus causas política y artísticas al frente de Non Grata:

Declararse fuera de cualquier sistema de control que colonice la subjetividad con fines de estandarización humana, así como usar el tiempo en medidas propias de producción artística de performatividades y educación que fortalezcan la identidad.

En la conferencia en el CITRU, ocurrida el pasado jueves 26 del mes corriente, el artista habló sobre los aspectos fundacionales del grupo Non Grata en la década de los noventa y la escuela alternativa (Academia Non Grata) que aún dirige en Estonia.

Además de la ponencia, Paldrock y el grupo llevaron a cabo acciones performativas en instituciones medulares como el Museo Universitario del Chopo y la Academia de San Carlos. También realizaronun happening en la Pulquería Los Insurgentes. Y ocuparon el emblemático Auditorio Che Guevara de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

En este último, Paldrock presentó a la comunidad universitaria y artistas representativos del performance en México su intervención titulada Los diez nuevos mandamientos, en la que retoma la figura universal de Moisés del pasaje bíblico para enunciar la normatividad radical en el mundo contemporáneo.

La presentación de las diez nuevas reglas de vida, desde su perspectiva, estuvo apoyada por fotos en blanco y negro de gran formato que instaló en los muros del Auditorio Che Guevara, mientras él las enunciaba con un altavoz:

1) Escapa de tu zona de confort. 2) Crea tu propio ambiente. 3) No te compares. 4) Hazlo, sólo hazlo. 5) Haz cada acto como el último.

6) Cuando sepas la verdad, divúlgala fuerte. 7) Mantente conectado. 8) Ten un plan para vivir en el momento. 9) Sé autosuficiente.

10) No tomes un trabajo de día.

Dentro de las piezas performativas de Non Grata, se encuentra una peculiar realizada en Corea del Norte, en la que el grupo logró desactivar las armas de todo un conjunto de policías al colocar cuerpos bloqueados con pocas posibilidades de movimiento en el espacio público, evidenciando lo absurdo que resulta un dispositivo de seguridad represor frente a unas realidades de existencia que ya están atrapadas por el monopolio capitalista.

En Polonia, el grupo colocó un carro sin dueño en el campo abierto para ser destruido por los habitantes. El acto funcionaba como una válvula de escape de la ira humana acumulada.

Non Grata es un referente importante en la historia del performance de los noventa en Europa. Su postura radical tiene su origen en no ser devorados por el capitalismo. Y, de manera permanente, Paldrock y el resto del equipo se hacen la pregunta: ¿cómo convertir el mundo en un mejor lugar para vivir?

Comentarios